El gobierno británico condenó la profanación de la ermita en el cementerio argentino en Malvinas

Crédito: Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas e Islas del Atlántico Sur
El Reino Unido emitió su "condena por el acto de vandalismo" ocurrido en las islas; resaltó que la Policía local "investigará el incidente"
(0)
1 de agosto de 2012  • 05:58

El Reino Unido condenó hoy la profanación de una ermita en el cementerio de las islas Malvinas, donde están enterrados soldados argentinos que murieron en la guerra de 1982.

Un portavoz del Ministerio británico de Asuntos Exteriores dijo hoy a Efe que el Gobierno británico "condena este acto de vandalismo" y recordó que "todos los monumentos a los caídos deberían ser tratados con profundo respeto".

El incidente ocurrió en el cementerio Darwin, donde descansan los restos de 238 soldados argentinos fallecidos en la guerra de 1982 y donde hay una ermita de la Virgen de Luján, patrona de Argentina.

"El Gobierno de las islas Falklands (como llaman los británicos a las Malvinas) también ha expresado su condena y ha señalado que la policía investigará el incidente", añadió el portavoz del Foreign Office.

Dick Sawle, miembro de la Asamblea Legislativa de las islas, repudió el acto y lamentó lo ocurrido.

En un breve comunicado, Sawle pidió a cualquier persona que sepa algo de lo sucedido que se ponga en contacto con la policía e indicó que la Comisión de Familias de Caídos argentinos ha sido informada y se trabaja para proceder a reparar la ermita.

La Cancillería argentina condenó ayer la profanación y pidió al Reino Unido "el inmediato esclarecimiento" de los hechos.

Según la citada comisión, la ermita de vidrio fue atacada por unos desconocidos, pero no dijo cuándo.

El incidente se produjo en momentos de tensión en las relaciones entre el Reino Unido y Argentina por la reclamación de Buenos Aires de la soberanía de las islas del Atlántico Sur y al cumplirse este año el trigésimo aniversario de la guerra que enfrentó a los dos países.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?