El Gobierno busca apoyo radical para octubre

Pretende unificar el discurso electoral
(0)
31 de agosto de 2001  

El Gobierno intenta una aproximación al jefe de la UCR, Raúl Alfonsín, y a todo el radicalismo, en la que se realizarán esfuerzos para unificar el discurso político en la campaña de las elecciones legislativas del 14 de octubre próximo.

El presidente Fernando de la Rúa ordenó ayer a su equipo político que envíe a todos los candidatos radicales información que permita rescatar aspectos positivos de la gestión.

Un grupo de legisladores de la UCR, coordinado por el diputado Horacio Pernasetti, actuará de interlocutor con la Casa Rosada. El equipo de comunicación oficial le hará llegar un dossier con argumentos para "ayudar al Gobierno".

Los operadores del plan son el secretario general de la Presidencia, Nicolás Gallo, y el vocero del Gobierno, Juan Pablo Baylac.

La idea nació por la necesidad de conciliar posturas entre el Gobierno y Alfonsín, que ayer denunció una supuesta "campaña" de prensa en su contra inspirada por la Casa Rosada.

"No lo pongan nervioso a Alfonsín con esas campañas", le dijo un emisario alfonsinista a un alto funcionario del Presidente para gestionar el cese de hostilidades. "Le pedimos a Alfonsín que nos ayude a nosotros; lo que sale en los diarios sobre él surge de sus críticas al Gobierno y no de operaciones", fue la respuesta.

300 páginas

De allí nació la idea de enviarle a Pernasetti un documento de 300 páginas con datos positivos sobre la economía argentina. Con el título de "Diagnóstico económico; respuestas políticas", el dossier le fue entregado al subsecretario del Tesoro de los Estados Unidos, John Taylor, hace un mes.

"Con esa carpeta conseguimos la ayuda económica adicional del FMI", recordó un allegado a De la Rúa. Contiene datos sobre el perfil económico argentino, Mercosur, exportaciones, desarrollo humano, planes de competitividad y plan de déficit cero, entre otros puntos.

El documento será la base del discurso político que todos los candidatos de la UCR pondrán en práctica, de acuerdo con las políticas del Gobierno.

En privado, los legisladores y gobernadores radicales critican ante la Casa Rosada el ajuste y el posible recorte a la coparticipación a las provincias, entre otras medidas.

"No podemos omitir esos anuncios, porque son mensajes hacia arriba, hacia al FMI", fue el mensaje de un hombre del Gobierno a sus correligionarios críticos.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?