Tensión con el Vaticano: estrategia oficial ante la reacción de la Iglesia. El Gobierno busca enfriar el conflicto