El Gobierno cree que sumó a De la Sota para el ballottage

Lo fundamentó en un gesto favorable del mandatario cordobés para Kirchner
Mariano Obarrio
(0)
2 de mayo de 2003  

El evidente cambio de postura del gobernador de Córdoba, José Manuel De la Sota, en un apoyo casi explícito en favor del candidato presidencial oficialista, Néstor Kirchner, obedeció a la presión que el presidente Eduardo Duhalde diseñó en Olivos con un puñado de gobernadores, y que continuará en estos días.

La nueva campaña fue conversada también en estas horas entre Kirchner y un mandatario de su confianza, el jujeño Eduardo Fellner. Los operadores del candidato oficial acordaron sus detalles con los duhaldistas Juan Carlos Mazzón y con José Pampuro.

La principal acción se concentrará en mejorar las chances electorales de Kirchner en Córdoba, Mendoza, Salta, Tucumán y Santiago del Estero, donde los votos en las elecciones del domingo último no acompañaron al gobernador de Santa Cruz.

En el oficialismo predomina un sereno optimismo por las posibilidades de Kirchner para vencer a Carlos Menem en la segunda vuelta electoral del 18 del mes actual.

"Se va a operar para que los referentes locales se expresen en favor de Kirchner de algún modo", dijo a LA NACION una fuente cercana a los gobernadores. "No un apoyo explícito, pero sí dirán que Kirchner ganará en el ballottage", anticipó.

Pocas horas después (como se informa por separado), De la Sota dijo precisamente eso: "Si hoy se votara, ganaría Kirchner en Córdoba". Así fue acordado con el propio Fellner.

De la Sota, al que en la Casa Rosada acusan de jugar para Menem en los comicios del domingo, deberá afrontar el 8 de junio próximo elecciones provinciales en las que pondrá en juego su reelección. Un posible triunfo de Kirchner en el plano nacional dejaría al gobernador cordobés afuera del eje de poder del PJ si persiste en apoyar al ex presidente.

"No puedo apoyar explícitamente a Kirchner porque el 8 de junio me juego la reelección y en Córdoba el menemismo es muy fuerte", habría dicho De la Sota. Es así como ahora se encontró esta solución intermedia de pronosticar un triunfo del gobernador de Santa Cruz.

Pero ciertos sectores en la Casa Rosada, descontentos con el cordobés, evalúan la posibilidad de articular una alianza que compita contra De la Sota en los comicios mediterráneos.

Duhalde considera crucial revertir el 18 de mayo la diferencia de 290 mil votos en favor de Menem, registrada el domingo último en Córdoba.

Otras provincias

El caso de Santa Fe no preocupa tanto a la Casa Rosada. Menem ganó allí por décimas frente a la candidata de ARI, Elisa Carrió, mientras que Ricardo López Murphy salió tercero y Kirchner, cuarto. "Pero los votantes de Carrió y López Murphy votarán por Kirchner", dijeron muy cerca de Duhalde. Además, el primer contacto del oficialismo con Carlos Reutemann ocasionó una respuesta destemplada del gobernador, asediado por el drama de las inundaciones.

De todos modos, en Balcarce 50 consideran que, entre los problemas electorales y el desastre natural, el control político del ex piloto de Fórmula Uno sobre su propia provincia está cada vez más debilitado.

Hubo más acuerdos también entre Duhalde y los gobernadores Fellner, Felipe Solá (Buenos Aires), Carlos Rovira (Misiones), Julio Miranda (Tucumán), Gildo Insfrán (Formosa) y los vicegobernadores Eduardo Galantini (Corrientes) y Daniel Gallo (Tierra del Fuego). Habrá un fuerte avance para revertir los resultados en Salta, donde Menem ganó por el 44% de los votos. López Murphy obtuvo allí el 19,4%; Kirchner, 13%, y Carrió 8%. Allí Fellner conversaría con Ricardo Gómez Diez, compañero de fórmula de López Murphy.

"Habrá una propuesta clara para trabajar con el NOA. Se deben dar certezas de que el proyecto de Kirchner incluye a esas provincias", dijo un allegado a los gobernadores afines al mandatario de Santa Cruz. Esta misma estrategia de campaña se aplicará a los intentos de mejorar las performances en Tucumán, Santiago del Estero y Mendoza, donde se hurgará en los votos antimenemistas.

En Entre Ríos, Duhalde tiene la palabra del senador Jorge Busti de que acompañará al candidato del oficialismo, pese a que el cuestionado ex senador Augusto Alasino defiende a Menem en ese territorio.

El equipo de Kirchner también baraja un golpe de efecto para Córdoba. El ministro de Economía, Roberto Lavagna, podría acompañar a Kirchner a esa provincia para anunciar la propuesta económica. Sería uno de los pocos actos previstos para el ballottage.

La línea por seguir para la breve campaña se concentrará en actos más mediáticos e institucionales y no partidarios. Los gobernadores del interior valoraron muy positivamente el hecho de que Kirchner no viajara de inmediato a Buenos Aires para celebrar su ingreso en la segunda vuelta y permaneciera en Santa Cruz.

Mientras que anticipan un mayor protagonismo en la campaña de la senadora Cristina Fernández de Kirchner, esposa del candidato, todos apuntan a una campaña sobria y en la que dejarán las jugadas de riesgo para Menem. Kirchner no aceptó debatir con Menem, ni nombrará su gabinete ni pedirá apoyos de ex candidatos. Le hablará al electorado en general, fuera del PJ. Consideran que Menem comenzó a exhibir actos de debilidad.

Estrategia en las provincias para el ballottage

  • Eduardo duhalde

    Desde Olivos. El presidente Eduardo Duhalde recibió en la residencia presidencial a varios gobernadores para trazar la estrategia de campaña de Néstor Kirchner para el ballottage. Estuvieron Felipe Solá (Buenos Aires), Eduardo Fellner (Jujuy), Carlos Rovira (Misiones), Julio Miranda (Tucumán), Gildo Insfrán (Formosa) y los vicegobernadores Daniel Gallo (Tierra del Fuego) y Eduardo Gallantini (Corrientes).
  • Tras más apoyo . Se acordó buscar un pronunciamiento del gobernador de Córdoba y mejorar el resultado de Salta, Mendoza, Tucumán y Santiago del Estero
  • Operador Eduardo Fellner. El gobernador de Jujuy convenció a José Manuel De la Sota para que dijera que, según las encuestas, Kirchner ganaría el ballottage en Córdoba. Es un valioso operador de Kirchner en el interior.
  • Distritos por recuperar

    Carlos Juárez. Su provincia, Santiago del Estero, junto con Tucumán, Salta y Mendoza son los distritos en los que más trabajará el duhaldismo para mejorar los resultados que Kirchner obtuvo el domingo último.
  • Descartado

    Carlos Reutemann. El gobernador de Santa Fe fue descartado para negociar. Su provincia fue azotada por las inundaciones y el mandatario está agobiado por el desastre. Descuentan que los votos de ARI, allí, ayudarán a Kirchner.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.