El Gobierno da por superada la crisis por Righi y apoya a Boudou

La Presidenta ordenó conseguir los votos en el Senado para imponer al nuevo procurador
Mariano Obarrio
(0)
12 de abril de 2012  

Luego de la tormenta renació la calma en la Casa Rosada. Al menos por ahora. El gobierno de Cristina Kirchner buscó ayer instalar la idea de que la crisis política fue superada y que se puso en marcha el mecanismo de designación del titular de la Sigen, Daniel Reposo, como nuevo procurador general de la Nación , en reemplazo del renunciado Esteban Righi.

Pese a que funcionó el alineamiento automático a la Presidenta, el escándalo dejó una fisura en el cristinismo con varios heridos y un ganador: Amado Boudou. El vicepresidente logró la renuncia de Righi tras denunciarlo por tráfico de influencias en la Justicia para defenderse de quienes lo vinculan en el caso Ciccone.

"Ya está todo digerido. Esta fue la definición. Hay que aceptarla y defender las instituciones. El alineamiento fue muy rápido a las decisiones que tomó Cristina", dijo a LA NACION un funcionario aliado históricamente a Righi.

"Acá bajaron la orden. Todos apoyan a Boudou. Está en juego el futuro político de la Presidenta. La caída de Boudou era un golpe letal para la Presidenta", dijeron a LA NACION fuentes del primer piso de la Casa Rosada.

La mandataria tuvo audiencias en Olivos ayer a la mañana con los ministros de Economía, Hernán Lorenzino, de Industria, Débora Giorgi, y con el secretario de Comercio, Guillermo Moreno.

Sólo a las 18, Cristina Kirchner arribó a la Casa Rosada y recibió al ministro de Planificación, Julio De Vido, los secretarios legal y Técnico, Carlos Zannini, de la Presidencia, Oscar Parrilli, y al jefe del Gabinete, Juan Manuel Abal Medina.

La discusión que predominó ayer era el futuro de YPF. Si bien trascendió que hoy a las 19 la Presidenta podría anunciar por cadena nacional la intervención del Estado en la empresa petrolera que controlan la española Repsol y el grupo Eskenazi, por la noche había informaciones contradictorias en la Casa Rosada.

La estatización de YPF, que pasaría a ser una empresa mixta, es apoyada por De Vido y el viceministro de Economía, Axel Kicillof. Pero Zannini puso reparos por las consecuencias judiciales e internacionales que pueda deparar, tal como se informa en Economía.

Un funcionario confió a LA NACION que en los días de Semana Santa Cristina Kirchner evaluó dos alternativas para la salida de la crisis de Boudou: una era el "esquema Dilma Rousseff", la presidenta de Brasil, que descabezó a siete ministros durante su gestión. Eso hubiera precipitado la caída de Boudou. "La otra era apoyar al vice cueste lo que cueste. Y el costo fue importante: cayó Righi y queda ahora una grieta entre los sectores que apoyaban a Righi y a Boudou", confió otro funcionario.

Entre los respaldos de Righi se destacan Zannini, De Vido, Guillermo Moreno, Nilda Garré, Carlos Tomada, entre otros, además de diputados y juristas. Detrás de Boudou estarían Abal Medina, Héctor Icazuriaga, jefe de la Secretaría de Inteligencia (SI), y su segundo Francisco Larcher. "Es una fisura silenciosa que por ahora no se hará notar en público", señalan las fuentes oficiales del Gobierno.

Ahora la preocupación pasa por conseguir los dos tercios en el Senado para lograr e imponer el pliego de Reposo, hombre de confianza de Boudou, el gran ganador. Por ahora, el kirchnerismo tiene sólo 33 votos seguros.

Por la noche, Reposo confirmó en declaraciones a Radio El Mundo que se siente un "hombre de la Presidenta", pero que "si no dejara que los fiscales sean independientes me engañaría a mí mismo y a la ciudadanía" (ver página 9). Buscó así despejar los rumores de que llegará a la Procuración para favorecer a su referente político, Boudou.

Entre tanto, el Gobierno puso en marcha el mecanismo para designación de Reposo mediante los decretos 222 y 588 de 2003. Publicó en la página Web del Ministerio de Justicia el nombre del candidato propuesto. Hoy se publicará en Boletín Oficial y en dos diarios de circulación nacional durante tres días.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.