El Gobierno defendió el plebiscito

(0)
25 de agosto de 2001  

El Gobierno salió ayer al cruce de las críticas realizadas desde diversos sectores de la oposición a la consulta popular que el oficialismo impulsa por el gasto de la política para después de las elecciones de octubre.

"Parece extraño que después de 18 años de democracia algunos políticos no quieran llevar adelante una discusión frente a la sociedad en relación con la autocrítica que la política debe hacer y romper esta suerte de malla de contención que tienen las iniciativas de reforma política en el Congreso", dijo el vocero del Gobierno, Juan Pablo Baylac.

"Llama la atención que se haya conformado un frente de dirigentes políticos con una verborragia adjetivante de varios partidos, incluidos de la Alianza, en contra de la iniciativa", añadió. Y dijo que "es absurdo que los que tienen compromisos con la Alianza y el Gobierno utilicen los mismos argumentos que la oposición".

El plebiscito había sido criticado por los radicales Leopoldo Moreau y Rodolfo Terragno, dirigentes del Frepaso y del PJ, como Eduardo Duhalde.

Baylac señaló que la consulta será "lo más austera posible" y negó que el Gobierno busque "compensar un eventual fracaso en las próximas elecciones legislativas de octubre".

El vocero aseguró que no se apuntará a los ingresos personales sino "a la infraestructura, al costo administrativo, la burocracia y la eficacia y eficiente de la representación".

Luego, explicó, que se "enviará el resultado del plebiscito al Parlamento para que refrende ese voto popular, a ver si de esta manera se anoticia del requerimiento de esta transformación y acelera el proceso del cambio del gasto en la política".

Baylac criticó al líder de la CGT disidente, Hugo Moyano. "No sirve a la convivencia pacífica de los argentinos, porque últimamente sólo tiene adjetivos descalificadores o paros."

Moyano había asegurado por la mañana que el presidente De la Rúa "vive en una nube de mal olor" y que debería llamar a una consulta popular para preguntarle a la gente "si no quiere cambios del modelo económico".

"Moyano no aporta nada a la convivencia pacífica de los argentinos, tiene actitudes enfocadas a la violencia. Lo llamamos a la reflexión positiva y no a la confrontación", dijo.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?