El Gobierno define el nombre del nuevo jefe de la Gendarmería

Tras confirmar el relevo de Pedro Pasteris, el ministro del Interior, Aníbal Fernández, dijo que entre mañana y el miércoles se determinará quién será el sucesor
(0)
26 de septiembre de 2005  • 15:42

(Télam).- El gobierno nacional decidió relevar del cargo al titular de Gendarmería Nacional, Pedro Pasteris, de quien se investiga su presunta responsabilidad en la desaparición de nueve personas cuando se desempeñaba como jefe del puente internacional de Paso de los Libres, entre 1980 y 1983.

Así lo confirmó el ministro de Interior, Aníbal Fernández, en declaraciones que formuló a la prensa al ingresar a la Legislatura porteña, donde declaró como testigo en el juicio político que se le sigue al jefe de gobierno porteño, Aníbal Ibarra.

"El Gobierno ha decidido pedirle el relevo a Pasteris", aseguró Fernández, al tiempo que afirmó que no se puede "dejar al mando a una persona a la que se imputa tan grave delito".

Tras un acto que encabezó el presidente Néstor Kirchner en la ciudad de Corrientes, Fernández anticipó que que entre mañana y el miércoles se dará a conocer el nombre del reemplazante

Imposible. Al conocerse la decisión del Gobierno de relevar a Pasteris, el ministro aclaró: "No estamos prejuzgando, ni poniendo actitudes de preconceptos, ni imputando ni condenándolo". "Simplemente, en una situación como esta se hace imposible que la fuerza tenga al frente una persona que, donde vaya, va a ser cuestionada por este tema", explicó.

Fernández agregó que "para defender a la fuerza, lo que debemos hacer es apartarlo".

El funcionario señaló además que rescata "la persona de él" (por Pasteris) y destacó que el Gobierno no está "ocultando nada".

El pasado de Pasteris. El todavía titular de la Gendarmería Nacional está involucrado en una causa judicial que investiga el secuestro de personas en el puente internacional de Paso de los Libres, en la frontera con la ciudad brasileña de Uruguayana, entre 1980 y 1983, cuando se desempeñaba como jefe de esa delegación.

Recién hace un año se descubrió la existencia de un centro clandestino de detención en Paso de los Libres, conocido como "La Polaca".

Este centro comenzó a investigarse en el marco de otro juicio iniciado en el juzgado federal libreño que conduce el juez Juan Angel Oliva, el 28 de agosto del año último.

Testimonio. En el marco de este juicio es que el ex agente civil de inteligencia del Ejercito, Carlos Waern, dio detalles sobre los métodos con los que se torturaba en "La Polaca", una chacra alquilada para esos fines, ubicada a unos 1.000 metros del puente.

Según dijo a la Justicia, en ese paso fronterizo, personas que habían sido secuestradas eran sentadas frente a una ventana para mirar a los pasajeros que se bajaban de los micros para hacer los trámites migratorios y "marcar" a los "sospechosos" que pasaba a engrosar la lista de desaparecidos.

En ese entonces, Pasteris mandaba en la Aduana y Migraciones, era el jefe del puente y del centro de frontera, un cargo que existía en todos los pasos fronterizos y cuyos titulares dependían del ministerio de Defensa.

Perfil. Pasteris egresó como alférez en 1970 y, a los 30 años, en 1980, asumió como jefe del puente de Paso de los Libres. Entre 2001 y 2003 fue jefe de la Agrupación XVI Patagonia Austral, con asiento en Río Gallegos.

Pasteris y su segundo, el también comandante general Héctor Schenone, habían asumido al frente de la Gendarmería en noviembre del año último, luego de que el Gobierno pasara a retiro a 12 de los 16 comandantes que conducían la fuerza.

Al asumir, Pasteris explicó que "Gendarmería es la fuerza que cumple con lo que debe hacer" y "no admite dentro de sus filas ninguna cuestión rara".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?