El Gobierno destacó el accionar policial durante la protesta

El vocero presidencial, Eduardo Amadeo, consideró que las fuerzas de seguridad "actuaron bien" porque supieron separar "lo pacífico de lo violento", a la vez que resaltó la forma pacífica en que se manifestó la mayoría de la gente que participó de la manifestación
(0)
26 de enero de 2002  • 10:51

El vocero presidencial, Eduardo Amadeo, consideró "muy bueno" que el cacerolazo nacional de anoche resultara "masivamente pacífico", y destacó el accionar policial al señalar que "actuó bien", ya que " separó lo que fue pacífico de lo que fue violento y eso es un buen saldo".

Sobre los incidentes que se produjeron esta madrugada, el funcionario indicó que "sólo sobre el final, hicieron lo que hacen siempre los habituales doscientos tipos que tratan de empañar estas".

Asimismo, destacó el comportamiento de la gente que participó del cacerolazo: "El 97 por ciento de la gente se manifestó de forma pacífica y preocupada porque no hubiera violencia", enfatizó.

En cuanto a la protesta, Amadeo señaló que "muestra el estado profundo de insatisfacción en general con el funcionamiento de las instituciones que viene caracterizando a la Argentina desde el último año".

No obstante, advirtió que "una solución instantánea del problema del corralito (financiero) produciría un desastre, y las personas que vimos anoche por televisión, básicamente clase media de la Capital Federal, serían multiplicadas por millones."

"Tendríamos diez millones de personas en la calle, de todo el país, de todos los sectores sociales, pidiendo por recuperar los depósitos que nunca recuperarían si quiebra el sistema financiero y el sistema productivo", sostuvo.

"A esta crisis le ganamos con prepotencia de trabajo"

Según el portavoz oficial, el Presidente estuvo "hiperactivo" mientras seguía por televisión desde la residencia de Olivos los acontecimientos del cacerolazo, en comunicación permanente con el secretario de Seguridad Interior, Juan José Alvarez.

"Mientras miraba las escenas, habló delante mío dos veces con el ministro de Justicia (Jorge Vanossi), con el ministro de Economía (Jorge Remes Lenicov), con el canciller (Carlos Ruckauf), estaba hiperactivo", comentó.

En declaraciones a radios porteñas, agregó que "la verdad es que usando una frase que usamos mucho los peronistas, el Presidente le dijo en algún momento a uno de los ministros ´A esta crisis le ganamos con prepotencia de trabajo´".

Recordó entonces que "Duhalde, cuando asumió el gobierno, sabía que esto no iba a ser fácil y dijo desde el primer día que este es un proceso extremadamente complejo, que requiere que vayan resolviéndose los problemas uno a uno, paso a paso, sin producir desastres".

Añadió que "esa figura que utilizó en su momento, la idea de la bomba de tiempo, sigue vigente, una solución instantánea del problema del corralito produciría un desastre".

"Entonces es cierto que hay enormes angustias, pero la necesidad de resolver los problemas con la mayor velocidad posible pero sin producir males mayores, es la estrategia en un marco de recuperación de la producción", concluyó.

Fuente: DyN

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?