El Gobierno, el Fondo y una idea: seguir con el plan pese a todo

Rafael Mathus Ruiz
Rafael Mathus Ruiz LA NACION
(0)
6 de abril de 2019  

WASHINGTON.- El programa del Gobierno y el Fondo Monetario Internacional tuvo un comienzo de año complicado y un marzo difícil. A una inflación terca y un dólar volátil, termómetros económicos argentinos por excelencia, se sumó, en las últimas semanas, una seguidilla de datos que mostró la dureza de la crisis. Las críticas al plan económico, en la antesala de la campaña, arreciaron.

Ante ese panorama, el Fondo y el Gobierno cerraron filas y ofrecieron un mensaje unívoco: mantener el rumbo a toda costa y persistir en este programa pese a todo.

"El mensaje principal es apegarse al plan", confirmaron fuentes del FMI ayer, en una conferencia telefónica con periodistas, luego de un nuevo guiño del board al gobierno de Mauricio Macri .

"Lo mejor que pueden hacer las autoridades es apegarse al plan. Es un buen plan porque podrá garantizar la estabilidad en los próximos meses", confiaron.

El mismo mensaje han ofrecido, cada vez que pudieron, Macri y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, aun ante la posibilidad de que el plan termine por poner en riesgo el proyecto reeleccionista del Presidente.

Frente a algunos tibios indicios de mejora que ofrece la economía y ante el abanico de críticas, el Gobierno y el Fondo reafirmaron su plena convicción de que el programa logrará sacar a la actividad del pozo en el que cayó tras la corrida cambiaria que se desató a fines del año pasado, que domará la inflación y ayudará a la Argentina a recuperar la confianza de los mercados y a asentarse en un sendero de crecimiento sostenible.

Para los críticos acérrimos del plan, en cambio, solo generará más recesión, más ajuste y más daño en el tejido social del país.

En Washington remarcan que la clave para el éxito del programa es la "firmeza" en su implementación. En el Fondo insisten, cada vez que pueden, que esto es crucial para que prospere. Y enumeran un puñado de riesgos que pueden jugar en contra, con énfasis en el panorama político: la incertidumbre por la elección; la "ansiedad" del mercado, que puede llevar a una dolarización de carteras más rápida de lo esperado y debilitar más el peso; una recesión peor de lo esperado o una "inhabilidad para bajar la inflación", que puede "debilitar el respaldo de la gente e impactar en la dinámica electoral".

Incluso suben la apuesta: las paritarias, advierten en el FMI, pueden terminar fogoneando la inflación si terminan en aumentos más cercanos al alza de precios de 2018 que a la esperada para 2019.

A pesar de ese cúmulo de riesgos, y de la serie de datos negativos, tanto en el Fondo como en el Gobierno creen que el plan funciona, que la crisis tocó fondo, y que ahora vendrán tiempos mejores, con una menor inflación y una recuperación que no será rápida, sino "gradual". En el organismo confían, además, en el compromiso del Gobierno para cumplir las metas del programa.

Pero, aun montados en esa convicción, en el FMI no descartan nuevos ajustes, ni en sus propias proyecciones ni en el plan, tal como ya ha ocurrido, más de una vez. Vale un dato: en julio de 2018, el Fondo preveía una inflación del 17% para 2019; ayer dijo que será casi el doble, un 30%, y esa cifra aún está por debajo de lo que espera el mercado. El primer "escenario adverso" del FMI preveía un crecimiento nulo este año. Ahora, el Fondo espera una caída del 1,2% en el producto.

"Cada revisión es una oportunidad para cambiar, actualizar, discutir. El programa cambia a medida que avanzamos, dependiendo de las necesidades y las circunstancias", indicaron en el Fondo. No son los diez mandamientos", cerraron, en tono bíblico.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.