El gobierno español expresó su apoyo

Aznar se comunicó con Rodríguez Saá; repercusiones de la crisis en otros países
(0)
23 de diciembre de 2001  

El presidente del gobierno español, José María Aznar, fue el primer mandatario extranjero en hablar con Adolfo Rodríguez Saá tras su designación como presidente interino.

Aznar le expresó a Rodríguez Saá el "apoyo" de Madrid y le anunció que su canciller, Josep Piqué, visitará Buenos Aires el 26 del actual para interiorizarse de "las necesidades de la Argentina y sobre el acompañamiento que España puede brindar". España es el principal inversor en la Argentina.

Sin embargo, la oposición política española reclamó ayer al gobierno de Aznar un compromiso mayor para ayudar a la Argentina a salir de la crisis actual. En una proposición (no de ley) presentada en el Congreso de los Diputados, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) afirmó que "España no puede permanecer indiferente y por razones históricas, culturales y humanas debe de estar más comprometido que otros en la búsqueda de soluciones para ayudar al país a salir de la situación de deterioro económico, de confianza en sí mismo, de identidad, y casi diríamos existencial".

El líder de la Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, señaló ayer que el Ejecutivo español debería dirigirse a las empresas privatizadas para que favorezcan desde su presencia en la economía argentina la resolución de esta crisis. También hizo un llamamiento para que desde su país se promueva por medio de la Unión Europea un cambio de políticas del FMI, que, a juicio de esta coalición, es "uno de los principales protagonistas y desencadenantes de esta crisis".

  • En Gran Bretaña. Los mercados internacionales perciben la crisis argentina como "un desastre local" con pocas implicaciones para el resto del mundo, comentó ayer el diario británico The Financial Times.
  • El matutino señaló que los resultados en las bolsas del mundo muestran que la crisis argentina no ha afectado las economías de otros países.

    "Era una tragedia esperada desde hace mucho tiempo", señaló el presidente del Banco de Inglaterra, Edward George, citado por el diario.

    El Financial Times también adelantó que la moneda de la Argentina deberá devaluarse en un 50 por ciento debido a una predicción por parte de los mercados cambiarios internacionales sobre la paridad peso-dólar para el próximo año.

  • En Uruguay. La caída del gobierno del ex presidente Fernando de la Rúa repercutió en Montevideo, donde cada partido dijo que la situación que vive nuestro país es la que les espera si gana la agrupación rival.
  • El receptor de la mayoría de las críticas fue el Frente Amplio, que en 1999 saludó cálidamente el triunfo electoral de De la Rúa. El ex presidente Julio Sanguinetti, acérrimo opositor de la coalición izquierdista, dijo que "bien estaría Uruguay si (el Frente Amplio) hubiese ganado y llevado adelante las mismas políticas económicas" que De la Rúa.

    En caso que el nuevo gobierno de Rodríguez Saá decida devaluar, los economistas uruguayos recomendaron ayer una mayor prudencia fiscal y ampliar la flotación del dólar.

  • En Chile. El presidente chileno Ricardo Lagos comparó ayer las imágenes de la crisis argentina con aquellas que mostró la televisión durante el ataque a las Torres Gemelas de Nueva York y el Pentágono en Washington, el pasado 11 de septiembre. "Lo de la Argentina generó un tremendo impacto, sólo comparable a las Torres Gemelas", afirmó Lagos.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.