El Gobierno tuvo dos reuniones con los gobernadores radicales donde se evaluó un plan para reactivar la economía

Macri junto a Alfredo Cornejo
Macri junto a Alfredo Cornejo Fuente: Archivo
Santiago Dapelo
(0)
5 de abril de 2019  • 11:29

Las quejas fueron atendidas. El Gobierno cedió y con un renovado espíritu de apertura y el compromiso de una mayor interacción, les abrió la puerta a los gobernadores radicales. Con dos encuentros en menos de cuatro horas, Alfredo Cornejo (Mendoza), Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes) evaluaron medidas para reactivar la economía, y analizaron la estrategia electoral con la primera línea del equipo del presidente Mauricio Macri .

Así, con el objetivo de bajar la creciente tensión, la Casa Rosada respondió al reclamo que le hizo un sector de la Unión Cívica Radical ( UCR ) para tener mayor incidencia en la toma de decisiones y les ratificó que la construcción electoral irá de la mano de un plan económico que permita encarar la campaña con otro escenario económico.

El primero de los encuentros, en el que también participaron la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, fue en el Ministerio de Hacienda. Ahí, Vidal, Rodríguez Larreta, Cornejo, Morales, Valdés, escucharon el estado de situación de la economía que realizaron el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne , y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris . Además estuvieron presentes el jefe de Gabinete, Marcos Peña , y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio .

Dujovne y Sandleris explicaron la actual situación, cómo está el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) e hicieron un repaso de la gestión. También se habló de las medidas que ya están en marcha para intentar reactivar la economía que aún se encuentra en recesión y salir del estancamiento en el que se encuentra el consumo.

En ese listado aparecen el relanzamiento de los créditos Anses y del programa Precios Cuidados para los sectores más afectados por la recesión y la inflación, pero también incluye el anuncio que hizo hace días de que destinará $4500 millones en subsidios para acotar el aumento de la tarifa de gas del 29% prevista para este semestre al postergar hasta diciembre el pago de los consumos en los meses de invierno.

Además, el gobierno nacional trabaja en acuerdos sectoriales para evitar aumentos en los alimentos. "Hay cuestiones de acuerdos de precios con algunos sectores que se podría avanzar. Por lo que sé, no estoy en el gobierno nacional, se está hablando con varios de los sectores, por lo menos de los bienes más sensibles, como el de alimentos", adelantó Rodríguez Larreta en una entrevista radial.

En esa estrategia también se enmarca la decisión de Elisa Carrió de presentar en el Congreso la denominada ley góndola, una iniciativa para fomentar la competencia en la cadena de valor alimentaria y evitar los abusos, en especial de los supermercados.

La semana que viene volverán a reunirse, según confiaron fuentes oficiales. Las reuniones, que sirvieron para acercar posiciones, fueron las primeras de varias, según adelantaron a LA NACION fuentes oficiales.

Por la noche, Peña, Vidal, Rodríguez Larreta, Frigerio, Cornejo y Morales -Valdés tuvo que volar a Corrientes- cenaron ayer en Novecento, en el barrio porteño de Recoleta, en frente a la Facultad de Derecho. Ahí se habló de economía y de la estrategia electoral. Los gobernadores le llevarán al Gobierno planes para resolver el problema de la inflación y el financiero, entre otros asuntos.

Además de avanzar con la campaña electoral, aprovecharon la oportunidad para analizar el escenario previo a la Convención Nacional Radical, que se realizaría la segunda quincena de mayo.

Cornejo y Morales aprovecharon la situación y les explicaron a sus interlocutores de Pro que "no pueden garantizar" que algunos dirigentes no abandonen Cambiemos, aunque según anticiparon sería algo menor y residual.

Tampoco se habló de reparto de cargos ni de la posibilidad de que el vicepresidente sea un radical. "Eso quedó para junio", aseguraron fuentes oficiales.

"No se habló de candidaturas, la mejor estrategia electoral es mejorar la economía. Vamos a trabajar en propuestas", sostuvo un testigo de la cena.

El camino al acercamiento

La tirantez con el radicalismo comenzó a ceder en las últimas semanas. Fueron varios los emisarios de los gobernadores que generaron un clima de acercamiento. Los últimos dos que visitaron a Peña para llevarle la queja del radicalismo fueron los referentes Ernesto Sanz y Jesús Rodríguez.

El último miércoles ambos dirigentes cruzaron el portón de la quinta presidencial de Olivos con la demanda de sus correligionarios. La respuesta de Peña los satisfizo; es que pocas horas después se aceleró la reunión con los mandatarios radicales. Así, después de varios meses sin participación activa, Sanz volvió al ruedo.

Los principales dirigentes radicales no quieren enterarse más de las decisiones políticas más importantes, como el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y los aumentos de las tarifas de servicios públicos, por los medios de comunicación.

Pero el primero en presentar la demanda radical fue Enrique "Coti" Nosiglia, el eterno operador del centenario partido. En una visita a la Casa Rosada, hace diez días, habló con Peña y Frigerio. El planteo fue el mismo: el Gobierno debía dar una señal de apertura y contención para los radicales.

Nosiglia es uno de los impulsores de que Martín Lousteau enfrente a Macri en las PASO, algo que hasta el momento el Gobierno no tiene pensado habilitar.

Pero, además, en la Casa de Gobierno destacaron que el diálogo con el radicalismo es permanente. El jefe de la bancada de Cambiemos en la Cámara de Diputados, el radical cordobés Mario Negri, mantuvo el miércoles dos reuniones en la Casa Rosada. Un día después, Luis Naidenoff, senador (Formosa) y presidente del Interbloque del oficialismo en la Cámara alta, participó de la reunión de gabinete. Gestos que mantienen viva la coalición.

Protagonistas de la tregua en la coalición

Marcos Peña (jefe de Gabinete)

  • Participó de los dos encuentros con los gobernadores radicales y recibió en Olivos a Enrique "Coti" Nosiglia, Jesús Rodríguez y Ernesto Sanz
  • Fue permeable a los reclamos por mayor apertura y por darle mayor participación al radicalismo

Alfredo Cornejo (gobernador de Mendoza)

  • El presidente de la UCR participó de las dos reuniones con la cúpula del gobierno nacional. También estuvieron Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes).
  • Pidieron no enterarse por los diarios de medidas de gobierno de alto impacto

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.