El Gobierno insiste en que no es un ajuste la reducción de los beneficios