El Gobierno intensificará los controles para combatir la industria de juicios laborales