El Gobierno invitó a Macri y a Bonfatti a iniciar un diálogo

Capitanich los convocó a discutir una "agenda bilateral", lo que fue bien recibido por ambos referentes opositores; seguridad e inversiones, entre los temas a tratar
Jaime Rosemberg
(0)
26 de noviembre de 2013  

En un intento de demostrar que los cambios de nombres en el gabinete nacional traerán consigo una distensión en el vínculo con la oposición luego de años de frialdad y destrato, el Gobierno invitó ayer al gobernador socialista de Santa Fe, Antonio Bonfatti , y al jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri (Pro), a iniciar una "agenda de diálogo bilateral" con la Casa Rosada. Ambos ya aceptaron el convite, que será oficializado hoy mismo, según fuentes oficiales.

El encargado de los anuncios fue, como ocurre desde que asumió su cargo, hace una semana, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich . "Vamos a establecer los puntos de una agenda de carácter bilateral, que integra desde metas fiscales para el año 2014, programas de inversión pública y privada, temas de seguridad y de narcotráfico", afirmó el jefe de Gabinete minutos antes de las 9, en diálogo con los periodistas acreditados en Casa Rosada.

El lunes de la semana pasada, en su retorno público a la actividad, la presidenta Cristina Kirchner llamó a la oposición a "dejar de lado los agravios, discutir ideas y programas, y que si hay diferencias nos las traigan, porque no somos cerrados", según afirmó la Presidenta en la Casa Rosada ante una multitud de jóvenes militantes.

La invitación, que en principio tendría como fechas previstas "el jueves o viernes de la semana que viene", según dijo el jefe de Gabinete, fue recibida con una mezcla de beneplácito público y mesura en voz baja por parte de socialistas y macristas. "[El llamado] era lo que pedíamos. Un diálogo franco ayudaría a destrabar muchas cuestiones", elogió el ministro de Gobierno de Santa Fe, Rubén Galassi.

En diálogo con LA NACION, Galassi afirmó que "a Capitanich lo conocemos bien, Chaco es una provincia que limita con nosotros, las miradas coinciden al menos para iniciar el diálogo", agregó el ministro socialista, y destacó que "la seguridad, obras viales y el plan de viviendas" estarán al tope de la agenda que llevará el gobernador santafecino a la reunión.

Más duro, el ex gobernador y diputado electo Hermes Binner recordó que Bonfatti no fue recibido por Cristina Kirchner en sus casi dos años como mandatario provincial. "Reclamaremos lo que ilegal e ilegítimamente le está descontando la Nación a la provincia de Santa Fe. Ese 15 por ciento para mantener la caja de la Anses, que como sabemos es una caja superavitaria", detalló el ex candidato presidencial del PS.

Entusiasmo

"Voy a ir con entusiasmo y con una agenda llena de temas", se alegró Macri. "Sería bueno poder coordinar mejor algunos temas, empezando por el transporte, la educación pública, la seguridad", agregó el jefe de gobierno en declaraciones radiales. "Si podemos revertir seis años de falta de cooperación por parte del gobierno nacional, sería muy bueno", matizó un rato después el líder de Pro.

Menos efusivos, cerca del jefe de gobierno porteño recordaron con ironía a LA NACION que "cada vez que asume un nuevo jefe de Gabinete nos llaman a dialogar", y que las convocatorias (como la de 2009, días después de la victoria opositora en las legislativas) suelen diluirse o terminar en la nada.

En aquella oportunidad, Fernando "Pino" Solanas (Proyecto Sur); Margarita Stolbizer (GEN); Martín Sabbatella (Nuevo Encuentro, entonces opositor); Francisco de Narváez, y Felipe Solá, entre otros, se sumaron a la propuesta del ministro Florencio Randazzo para discutir la reforma política. Elisa Carrió y dirigentes de la UCR la rechazaron en duros términos y hablaron de "manipulación".

En esta oportunidad, cerca de Capitanich recordaron la "vocación por el diálogo" del gobernador de Chaco en uso de licencia. Y dieron como ejemplo la alianza que lo llevó al poder, "que iba desde Libres del Sur hasta Pro o Recrear, de Ricardo López Murphy", recordaron cerca del jefe de Gabinete.

El llamado al diálogo con los gobernadores opositores se complementa con reuniones con los oficialistas Eduardo Fellner (Jujuy); Francisco Pérez (Mendoza), y Lucía Corpacci (Catamarca), que se verán con Capitanich en los próximos días. Mañana, el hiperactivo jefe de Gabinete estará en el Senado para una primera reunión con los jefes de los bloques, entre ellos José Cano (UCR), Jaime Linares (FAP) y Adolfo Rodríguez Saá (PJ-San Luis). Otra oportunidad que Capitanich espera aprovechar en su apuesta por el diálogo con la oposición.

La agenda de las partes

  • En su llamado al diálogo con los mandatarios opositores Bonfatti y Macri, Capitanich propuso discutir "metas de empleo, producción, exportaciones, programas de inversión pública y privada"
  • El jefe de Gabinete también incluyó en el temario de las reuniones, que se realizarían el 5 y el 6 de diciembre, "cuestiones de carácter federal" en la lucha contra el narcotráfico
  • El jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, se mostró dispuesto a reunirse, "cooperar después de seis años" con el Gobierno y discutir en la Casa Rosada temas como "el transporte, la educación pública, la seguridad" en los ámbitos porteño y nacional
  • Desde el gobierno socialista de Santa Fe también aplaudieron el llamado al diálogo y afirmaron que "era lo que la provincia venía reclamando". Seguridad, obras públicas en la red vial y la reactivación de los planes de vivienda serán temas que el gobernador Antonio Bonfatti llevará al encuentro
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.