Acuerdo. El Gobierno logró frenar hasta marzo la negociación salarial