La cuestión social. El Gobierno negó un freno en la obra pública