El Gobierno negocia contra reloj los votos para completar la Corte