El Gobierno niega que vaya a reformar la Constitución

Aníbal Fernández dijo que es un "sinsentido" pensar que se va a buscar la reelección ilimitada
Mariano Obarrio
(0)
12 de octubre de 2011  

El gobierno de Cristina Kirchner buscó ayer correr de la agenda de la campaña, en forma definitiva, el debate sobre el proyecto de reforma de la Constitución que impulsa un sector del kirchnerismo pero que incomoda a la Presidenta cuando faltan 11 días para las elecciones del próximo domingo 23. El jefe del Gabinete, Aníbal Fernández, señaló que hablar del asunto es "un sinsentido".

"Es un sinsentido, si hay alguien que ha honrado a las instituciones ha sido Cristina Fernández de Kirchner", dijo ayer Fernández en declaraciones a Telefé. "¿Por qué se tiene que pensar en actitudes de esas características si la Presidenta nunca ha tenido gestos de esas características?", se preguntó el jefe del Gabinete.

Un sector de la Casa Rosada analiza un proyecto para instaurar un sistema parlamentario para el caso de que Cristina Kirchner logre la reelección el domingo 23.

Por su propia naturaleza, eso abriría las puertas a una segunda reelección de Cristina Kirchner o incluso a la posibilidad de una continuidad indefinida en el poder. Pero hay sectores del Gobierno que se oponen a forzar ese debate, que podría ser desgastante, y prefieren un retiro decoroso en 2015.

La semana última, la candidata presidencial de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, denunció a su par del Frente Amplio Progresista (FAP), Hermes Binner, de ocultar un "Pacto de Olivos II" porque en su plataforma electoral impulsa la creación de un sistema parlamentario.

Sin embargo, Binner rechazó esa acusación. Ayer dijo que es "de otro momento y de otra galaxia". En declaraciones a las radios 10 y El Mundo, aseguró empero que "si algún día se habla de reforma constitucional, el primer capítulo que hay que definir es el no apoyo a la re-reelección".

De todas maneras, dentro del Gobierno aseguraron a LA NACION que Cristina Kirchner quiere que el socialismo, el partido de Binner, sea la segunda fuerza en las elecciones del 23. Por ese motivo, Carrió convocó ayer a votar a sus candidatos a diputados y senadores el 23 "porque son los que van a poder defender la libertad, la que está en riesgo si el Frente para la Victoria logra mantenerse en el poder y tener control del Parlamento".

En rigor, en Balcarce 50 descuentan que si se instala el debate por la reforma constitucional Binner no se opondría a la doctrina del socialismo que promueve el sistema parlamentario. El mismo gobernador de Santa Fe admitió el viernes pasado que aprueba ese debate, aunque rechazó la posible segunda reelección de la Presidenta.

El Gobierno descuenta que los diputados de Binner también apoyarían en el Congreso el resto de la agenda kirchnerista: la regulación del papel para diarios y el control de la empresa Papel Prensa, una reforma impositiva o la intervención sobre las obras sociales sindicales.

Por ahora en el Gobierno niegan que la reforma de la Constitución esté en la agenda. Sin embargo, algunos funcionarios aseguran que Cristina Kirchner aspira a superar el 50% de los votos para tener suficiente capital político para imponer esa conflictiva discusión.

El proyecto parlamentario que analiza el Gobierno es el del juez de la Corte Suprema Eugenio Raúl Zaffaroni. El grupo de "halcones" que más lo impulsan es el de Carlos Zannini, Nilda Garré, Oscar Parrilli, Carlos Tomada, Juan Manuel Abal Medina y Gabriel Mariotto, entre otros.

Las "palomas", que rechazan el proyecto, son Julio De Vido, Florencio Randazzo, Amado Boudou, Aníbal Fernández y los más cercanos al peronismo tradicional. Ellos descuentan que el debate generaría fuerte inestabilidad en el PJ en medio de la pelea por la sucesión en 2015.

Sería la peor noticia para gobernadores peronistas con aspiraciones presidenciales, como Daniel Scioli, de Buenos Aires; Juan Manuel Urbutey, de Salta, o José Manuel de la Sota, de Córdoba. Estos verían bloqueados sus proyectos. Por ese motivo, el diputado kirchnerista Carlos Kunkel dijo el sábado pasado que "a la Presidenta no le interesa para nada" la segunda reelección en 2015. Y Scioli también aseguró que no estaba en los planes de la Presidenta.

DIXIT

"Si alguien ha honrado las instituciones ha sido la Presidenta"

ANIBAL FERNANDEZ

Jefe de Gabinete

Rodríguez Saá, contra "el Pacto de Olivos 2"

El candidato a presidente por Compromiso Federal, Alberto Rodríguez Saá, se involucró ayer en el debate por la supuesta reforma constitucional que facilitaría la reelección de la presidenta Cristina Kirchner más allá de 2015. "No estuve de acuerdo con el Pacto de Olivos 1, menos voy a estar de acuerdo con el Pacto de Olivos 2. No hay ninguna posibilidad de que la Argentina esté en condiciones de enfrentar una reforma constitucional. Yo estoy categóricamente en contra. Hay otras prioridades", dijo el gobernador de San Luis, en velada crítica al socialista Hermes Binner, acusado por Elisa Carrió de favorecer una reforma de la Carta Magna.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.