El Gobierno oficializó la suspensión del contrato a la empresa que controla el SUBE