El Gobierno organiza una apertura de sesiones con fuerte seguridad y sin militancia adentro del recinto

Sólo podrán ingresar a la sala los diputados y senadores; incluso estará restringido el acceso de los asesores legislativos; la militancia organiza una movilización en las inmediaciones del Congreso
Maia Jastreblansky
(0)
25 de febrero de 2015  • 20:19

Una apertura de sesiones "limpia" y con un fuerte operativo de seguridad. Esa es la orden que está corriendo por los pasillos del Congreso para la apertura de sesiones del 1° de marzo, la última que encabezará la presidenta Cristina Kirchner .

Según pudo conocer este medio, al recinto sólo podrán acceder diputados y senadores. A diferencia de lo que ocurre cada año, los asesores y el personal que trabaja en los despachos no podrá ubicarse en las bandejas, y deberá permanecer en sus oficinas.

"Se busca una apertura de sesiones muy limpia, que se ajuste simplemente a la cuestión legislativa. No entrarán asesores de ningún bloque. Tampoco militantes. Así se está organizando", manifestó a LA NACION una alta fuente del Palacio.

Aseguraron que, cara a cara con Cristina Kirchner, sólo estarán los legisladores, personal de la casa y los periodistas acreditados. El ingreso de la prensa, a diferencia de años anteriores, está en manos exclusivamente del secretario de Presidencia, Aníbal Fernández .

El 1M

Este esquema organizativo implica un fuerte cambio en la postal que cada 1° de marzo se ha visto en el Congreso. De cumplirse este protocolo, adentro del recinto no habrá ni banderas, ni cánticos. No volarán papelitos, ni "billetes" como ocurrió en 2012.

La militancia, sin embargo, no se quedará afuera de lo que será un acontecimiento de fuerte voltaje político, cargado de expectativas por las palabras de Cristina Kirchner. Distintas agrupaciones kirchneristas ya convocan al 1M, una movilización en las inmediaciones del Congreso con la que buscarán demostrar fuerza y también el control de la calle, tras la movilización del 18F en homenaje a Alberto Nisman.

"Seguridad"

De acuerdo a un mail que circuló por los despachos, y al que accedió LA NACION, los asesores de los diputados y senadores no podrán circular por el Palacio y deberán limitarse a los despachos por motivos de "seguridad".

"Se informa que, por razones de seguridad, se encuentra restringido el acceso y la circulación por el Palacio del personal que fuera afectado a la asistencia de algún legislador, debiendo el mismo permanecer en la oficina en donde presta servicios", reza el comunicado interno que hoy se difundió en el Congreso.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.