El Gobierno percibe un plan para perjudicarlo