El Gobierno prepara un protocolo de protesta social