El Gobierno presiona al juez para que desaloje la ocupación mapuche y teme que se alteren las pruebas