Compensación. El Gobierno presiona por la ley de medios