El Gobierno prevé invertir US$ 16.000 millones para obras del Plan Belgrano

La Casa Rosada inició conversaciones con los gobernadores para llevar adelante el ambicioso programa que contempla nuevas redes viales y ferrocarriles, más viviendas y un Fondo de Reparación Histórica
Alan Soria Guadalupe
(0)
26 de diciembre de 2015  

A paso lento, el Gobierno comenzó a delinear los primeros trazos del Plan Belgrano, el ambicioso proyecto de recuperación a largo plazo del norte argentino anunciado en campaña. Si bien todavía no hubo anuncios concretos sobre el programa -aunque algunas medidas, como la quita de retenciones al agro y la ampliación del alcance de la Asignación Universal por Hijo, son parte de la iniciativa-, ya se iniciaron las conversaciones con gobernadores de la región para poner en marcha las diversas propuestas sociales, logísticas y de infraestructura previstas para los próximos 10 años.

En el organigrama estatal, el proyecto está comandado desde la Unidad Plan Belgrano, una secretaría con rango ministerial dependiente de la jefatura de Gabinete, liderada por Marcos Peña. El ex candidato a gobernador de Tucumán, el radical José Cano, es el encargado de coordinar los avances del plan desde Tucumán y su oficina recién inaugurada en Buenos Aires en la sede de la jefatura, en Diagonal Sur al 700.

En los últimos días, Cano se reu-nió con intendentes de distintas localidades del Norte y con los gobernadores de Tucumán, Juan Manzur; de Chaco, Domingo Peppo; de Santiago del Estero, Claudia Ledesma, y de Jujuy, Gerardo Morales -donde estuvo acompañado por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio-. En las conversaciones surgieron propuestas de los dirigentes sobre las obras que se necesitan, algunas de las cuales ya están previstas en el plan original.

Antes de que termine el año se reunirá con el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, y en los primeros días de enero terminará la primera ronda de encuentros con los gobernadores de La Rioja, Catamarca, Misiones, Corrientes y Formosa, las provincias alcanzadas por el proyecto.

Las reuniones con los gobernadores del Norte dejaron al menos una curiosidad, según comentó Cano. Algunos de ellos confesaron que la visita del funcionario para delinear los planes en cada provincia les cayó como una sorpresa, pues en los últimos años la relación con el gobierno nacional no se caracterizó por el diálogo fluido a pesar de, en algunos casos, haber compartido por varios años el mismo signo político.

"Los gobernadores se sorprenden porque ahora no tienen que ir de visita a Buenos Aires para trabajar sobre este tipo de proyectos. Ahora se terminó el ciclo en el que una sola persona toma todas las decisiones desde la Casa Rosada", relató el tucumano.

En diálogo con LA NACION, Cano describió el Plan Belgrano como la manera de "volver a poner en valor el federalismo" y revitalizar el Norte para terminar con la "dependencia" de las provincias con la Nación.

"Los fondos de la Nación que ejecutan las provincias de la región llegan, en promedio, al 80% [de los presupuestos provinciales]", señaló Cano.

Los números

Según algunas de las propuestas propias del plan, el gobierno nacional prevé una inversión de al menos US$ 16.000 millones en infraestructura vial, ferroviaria y aerocomercial; la creación del Fondo de Reparación Histórica, de $50.000 en cuatro años; el lanzamiento de un plan de 250.000 viviendas -entre sociales y créditos hipotecarios-; la creación de una unidad que actúe en los focos de extrema pobreza, y el otorgamiento de incentivos laborales y fiscales para las empresas que se radiquen en el norte argentino. ¿Con qué recursos? Cano afirmó que el Plan Belgrano percibirá fondos del Tesoro, de los ministerios y de créditos en el exterior.

El ex candidato a gobernador de Tucumán por la UCR explicó que la estructura de la unidad encargada de llevar adelante el Plan Belgrano será austera y que habrá un responsable por cada provincia, que estará en contacto con el secretario de Coordinación de Políticas Públicas, Gustavo Lopetegui, uno de los ideólogos del proyecto.

Si el Plan Belgrano no se queda sólo en un anuncio, como ocurrió con otros emprendimientos en los últimos años por parte del gobierno de Cristina Kirchner, y sigue el camino previsto, las obras excederán la gestión actual y, probablemente, la que le siga al mandato del actual jefe del Estado.

"Macri no va a poder inaugurarlo, pero va a haber sido el que puso la piedra basal", sostuvo Cano, quien agregó que el objetivo del Presidente es convertir el Plan Belgrano en una política de Estado a largo plazo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.