El Gobierno prometió regularizar las deudas con las provincias