El Gobierno rechazó las estatizaciones y dijo que defenderá un "precio justo"