El Gobierno refuerza su discurso conciliador con un spot