El Gobierno relativiza el impacto electoral de las marchas opositoras

Adjudica las protestas a sectores dispersos y minoritarios; prevén más operativos antipiquetes
Mariano Obarrio
(0)
27 de marzo de 2017  

Pese a los diversos frentes de conflicto abiertos y a las amenazas de varios sectores del peronismo de alterar la paz social, el gobierno de Mauricio Macri se ocupó de controlar que no se altere la gobernabilidad y considera que los focos de protesta son minoritarios, están dispersos entre sí y no pueden conformar una masa crítica.

Según confiaron a LA NACION altas fuentes del Gobierno, Macri y el jefe de Gabinete, Marcos Peña , consideran que "no son sectores que se puedan unificar para debilitar al Gobierno o ganar las elecciones de octubre".

Palabras como piquetes, incendios, renuncias o saqueos se instalaron entre las amenazas veladas del peronismo al gobierno de Macri.

El Gobierno relativiza el impacto electoral de las marchas opositoras
El Gobierno relativiza el impacto electoral de las marchas opositoras Fuente: Archivo

El jefe del Movimiento Evita, Emilio Pérsico , amenazó con piquetes masivos la semana próxima si el Gobierno no cumple con la ley de emergencia social. El intendente de José C. Paz, Mario Ishii , advirtió que podría haber saqueos a supermercados si no mejora la situación social. El dirigente peronista Francisco Echarren reasumió la intendencia de Castelli luego de dar un portazo en la Subsecretaría de Vivienda del gobierno de María Eugenia Vidal. El ex presidente Eduardo Duhalde dijo que "la gente está enojada y cualquier chispa puede generar un incendio".

El intendente de Ezeiza, Alejandro Granados (PJ), era aliado de Vidal, pero tomó distancia. Los jefes comunales acusan promesas incumplidas.

El Gobierno detectó que en La Matanza, Moreno, Berazategui y Avellaneda, gobernados por intendentes kirchneristas (Verónica Magario, Walter Festa, Patricio Mussi y Jorge Ferraresi), los punteros alientan entre la gente el rumor de que Macri se irá del poder en forma anticipada y que Cristina Kirchner lo reemplazará.

Según pudo saber LA NACION, el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, no tiene informes serios sobre cortes de ruta masivos o saqueos. Su par de la Nación, Patricia Bullrich, hará operativos preventivos con Gendarmería para impedir eventuales piquetes en jurisdicción federal.

"Son sectores dispersos, segmentados, que no comulgan entre sí, que no pueden formar una fuerza electoral única", dijeron a LA NACION voceros de la Casa Rosada. "Son expresiones minoritarias, del conurbano, pero que no existen en el interior de la provincia ni del país. No lo subestimamos, pero tampoco lo magnificamos", agregó un funcionario.

Medidas preventivas

"Hubo un atisbo de saqueo en Moreno rápidamente sofocado. Ellos tienen el aparato del peronismo, pero saben que desplegamos el aparato de seguridad del Estado, no nos chupamos el dedo", dijo otro funcionario.

Macri le dio luz verde a la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, para comenzar a repartir los $ 10.000 millones contemplados para 2017 en la ley de emergencia social con los grupos piqueteros.

"En Avellaneda y La Matanza le daban guardapolvos a la gente para que vaya a la marcha docente caminando, pero son minoritarios", dijo un funcionario. "María Eugenia [Vidal] está firme en las encuestas", agregó.

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, presentará un plan integral de seguridad que prevé disolver los piquetes con diálogo, caso por caso. "No vamos a disputar la calle, no hay margen para errores, ellos buscan un muerto para pedir que se vaya Macri", señaló un asesor del Presidente.

El Gobierno no pone expectativas en la marcha del 1° de abril convocada por las redes sociales para defender al Gobierno. La Casa Rosada tomó distancia de la convocatoria, aunque no la desautorizó.

En las filas del Gobierno y de Pro hay críticas internas a la política de comunicación: consideran que Macri no tiene voceros de peso que defiendan los logros (salida del cepo y del default, créditos hipotecarios, blanqueo de capitales, reparación histórica, obras públicas). Sólo hablan Vidal; el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

"Lilita Carrió pega más para adentro que para afuera y Emilio Monzó está en su pelea interna", dijo un funcionario. En algunos sectores del Gobierno preocupa que muchos funcionarios en las segundas líneas del Estado responden aún al kirchnerismo y obstruyen expedientes administrativos.

Hacienda, Desarrollo Social, Justicia, Transportes, la TV Pública y Radio Nacional son algunos de los focos de la "resistencia interna" kirchnerista al Gobierno. Luego de las elecciones, podría haber una segunda revisión de los cargos clave que esperan recuperar muchos funcionarios de carrera que habían sido desplazados por la guadaña kirchnerista.

Emilio Pérsico

Movimiento Evita

“La semana que viene vamos a cortar las rutas, que la compañera Patricia [Bullrich, ministra de Seguridad] no se imagine otra cosa”

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.