El Gobierno repudió las "amenazas militaristas" de Cameron por Malvinas