El Gobierno explicó que los disturbios en la Casa Rosada se produjeron tras el anuncio de la finalización del funeral