El Gobierno siguió con atención el reclamo y apuesta al monitoreo