El Gobierno siguió el diálogo con el mediador, pero no viaja una misión

Kicillof habló varias veces por teléfono con Pollack; en la Casa Rosada dicen que si Griesa no repone el stay, se insistirá con otro canje con jurisdicción en la Argentina
Mariana Verón
(0)
28 de julio de 2014  

En el inicio de una semana decisiva, el Gobierno espera una señal desde Nueva York para avanzar con las vías alternativas que ya tiene en estudio en caso de no conseguir una decisión favorable desde el juzgado de Thomas Griesa .

El ministro de Economía, Axel Kicillof, mantuvo diálogos telefónicos durante el fin de semana con Daniel Pollack, el special master designado por el magistrado para acercar posiciones antes del día clave, pasado mañana, cuando se prevé que si no hay respuestas desde Nueva York, el país entrará, aunque selectivamente, en default técnico.

A partir de las pocas noticias alentadoras de los últimos días, la Casa Rosada explora las alternativas que emprenderá cuando venza el plazo del miércoles para poder pagarles a los bonistas que ingresaron a los canjes de 2005 y 2010. La opción más firme que ayer dejaban trascender funcionarios de Economía es la de avanzar con los pagos a través de un nuevo canje, que habilite el cambio de jurisdicción, idea que ya había hecho pública el Gobierno cuando se conoció el fallo en contra de la Corte Suprema de los Estados Unidos.

Aunque fue rechazada por el propio Griesa, en Balcarce 50 consideran que el magistrado ya no tendrá potestad para definir sobre la ley argentina, con lo que la alternativa surge inevitable ante la falta de respuestas al pedido del Gobierno de reponer la medida cautelar que frene la aplicación del fallo -que lo obliga a pagarles a los fondos buitre- hasta fin de año.

Según supo la nacion, desde el equipo económico ya se sondeó a los bonistas para que acepten el cambio de jurisdicción de los bonos. "Hay que hacer el canje de nuevo con la ley o bien argentina o la de otro país, que no sea la de los Estados Unidos", explicó un funcionario. Se refiere específicamente a los tenedores de bonos europeos y japoneses, que tampoco pudieron cobrar por el bloqueo que dispuso Griesa.

Sin convocatoria

Por el momento, no hay una convocatoria oficial del mediador para una nueva reunión, aunque el Gobierno está dispuesto a mantener el diálogo, sólo con Pollack. De hecho, desde la Casa Rosada se ocuparon de destacar que Kicillof había hablado por teléfono con el mediador. El viernes se dio el último encuentro en Nueva York, que terminó sin avances, y la delegación oficial regresó al país. Estaba integrada por el secretario de Finanzas, Pablo López; el de Legal y Administrativa, Federico Thea; la procuradora del Tesoro, Angelina Abbona, y el subprocurador, Javier Pargament. Kicillof aún espera la orden de Cristina Kirchner para saber si se queda en el país o la acompaña a la cumbre del Mercosur que se hará desde mañana en Caracas. La Presidenta regresó a Buenos Aires desde Santa Cruz, previo a partir hoy a Venezuela, donde asistirá a la cumbre del Mercosur (ver en la página 7).

Ante la urgencia, el ministro está preparado para ir a Nueva York si es necesario, aunque por el momento en su equipo sostienen que no hay nada cerrado. Mantienen inamovible, además, la negativa a sentarse con los representantes de los fondos buitre para evitar reclamos futuros.

La hipótesis oficial es que si no se puede concretar el pago a los bonistas, cuyos fondos ya fueron girados a los bancos intervinientes el pasado 26 de junio, ofrecerá un nuevo canje como voluntad de cumplir con lo acordado. Además, ya se hicieron los trámites para los desembolsos de deuda de septiembre y diciembre.

"La consigna es pagar a los bonistas y esperar los seis meses que quedan hasta que se destrabe la cláusula RUFO", agrega un funcionario. Al menos en las últimas horas, y pese al hermetismo con el que la Presidenta maneja el caso junto con Kicillof, no hubo cambio de planes.

El Gobierno espera definiciones de Griesa para esta semana. La más urgente es que responda los pedidos de los bancos para conocer cómo tienen que proceder sobre los pagos, decisión que el magistrado dejó pendiente y que debía tomar la semana pasada.

"Lo que es seguro es que no se les va a pagar a los fondos buitre", refuerzan en la Casa Rosada, en línea con lo que sostiene en público el equipo económico. Creen incluso que tendrán algún tipo de efecto las críticas que recibió Griesa de medios como The New York Times, que cuestionó duramente su fallo y la falta de decisiones sobre el pago que ya hizo el Gobierno.

En la semana decisiva, la Presidenta estará desde esta noche en Caracas, de donde volverá apenas finalice la cumbre para estar en Buenos Aires pasado mañana, cuando a medianoche venza el plazo para una solución.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.