El Gobierno sostuvo que no estaba equivocado