El hombre que le abrió la puerta del poder a Boudou

Vélez hizo ingresar al vicepresidente en la Anses; una larga amistad
Javier Blanco
(0)
22 de febrero de 2012  

Benigno Vélez , quien hasta el viernes estuvo al frente de la estratégica gerencia general del Banco Central (BCRA) , no es un funcionario más.

Es un marplatense que acompaña al vicepresidente Amado Boudou desde sus épocas de estudiante universitario, cuando frecuentaba las aulas de Ciencias Económicas en Mar del Plata; y desde sus inicios en la política, cuando decidió militar en la Unión para la Apertura Universitaria (UPAU), agrupación vinculada a la Ucedé en la que además conoció al actual jefe de la AFIP, Ricardo Echegaray, por entonces referente liberal en Derecho.

De hecho, quienes conocen a ambos cuentan que fue Vélez quien, en su momento, lo llevó a su ex compañero a trabajar en la gerencia de Presupuesto y Control de Gestión de la Anses en 1998, cargo desde el que cuatro años después ascendería a una gerencia por designación del ex titular de esa entidad y actual intendente de Tigre, Sergio Massa.

Allí Boudou haría una mejor carrera que Vélez, quien apenas lograría escalar hasta la Gerencia de Finanzas cuando su coterráneo pasó a conducir ese organismo en 2008.

Boudou siempre recordó que Vélez le abrió las puertas de la Anses y, una vez designado ministro de Economía no dudó en devolverle el favor: lo nombró secretario de Legal y Técnica, lugar desde donde manejó las cuestiones administrativas y contrataciones de esa cartera, haciéndose acreedor de varias denuncias por el supuesto pago de sobreprecios en compras de papel y autos oficiales (ver aparte).

Fue en ese difícil momento que Boudou aprovechó la crisis abierta en el BCRA por el desplazamiento de Martín Redrado para facilitar el traslado de Vélez hacia el estratégico cargo que, desde febrero de 2010 y hasta el último viernes, ocupó en el BCRA.

En aquella oportunidad también propició el desembarco de su ex secretario de Finanzas, Sergio Chodos, como director de la entidad monetaria (único miembro del directorio que se reconoce hoy como simpatizante de Boudou), un deseo que la presidenta Cristina Kirchner le hizo realidad.

Mientras resta saberse si la renuncia de Vélez supone un castigo o un premio (en el comunicado "aclaratorio" que emitió ayer el BCRA se asegura que será designado "en el ámbito de otra jurisdicción del gobierno nacional") todo parecería indicar que Boudou cedió una posición clave en la estructura de poder que habría generado, entre otras cosas, para facilitar que se contrate a la ex Ciccone para imprimir billetes.

Pero la versión que manejan algunos funcionarios y directores del BCRA es otra. Sostienen que Vélez está "enemistado" con Boudou desde hace varios meses. E insisten en que fue ese alejamiento el que lo hizo ponerse "meticuloso".

Cuentan que cuando lo notificaron que la Casa de Moneda (al mando de Katya Daura, una allegada a Boudou, y con equipamiento vetusto para imprimir la cantidad de billetes que el combo de crecimiento y alta inflación hacen necesario para no repetir una nueva crisis por faltante de billetes) proponía subcontratar a la ex Ciccone para que imprimiera este año unos 700 millones de billetes Vélez apeló a su condición de superior a cargo de la subgerencia de medios de pagos del BCRA para oponerse a la operación.

"Pidió más especificaciones para demorar la aprobación del trámite", dicen unos. "Hay un expediente administrativo en el que consta su oposición escrita a que los billetes se impriman en Ciccone", dicen otros tras coincidir en reclamar que se les respete el anonimato.

El trasfondo de la crisis y la situación que permite un posible negociado es la necesidad de emitir la cantidad de billetes que se necesitan para que el BCRA pueda comprar todos los dólares que pueda, ahora que esa tarea devino en una obsesión para el Gobierno.

Y la terca negativa oficial a emitir billetes de mayor denominación pese a que el desbalance de la actual oferta monetaria (54% de los en circulación son de $ 100, la mayor denominación posible, aunque sólo alcanzan para una compra elemental en un supermercado) y los requerimientos lógicos de una economía que multiplicó por cinco los precios de bienes alimentarios básicos en 5 años.

BENIGNO ALBERTO VELEZ

Ex Gerente General del BCRA

Profesión:

licenciado en Economía.

Edad:

48 años

Origen:

argentino.

En 1998 le abrió las puertas de la Anses a Boudou. Luego sería el actual vicepresidente quien lo llevaría consigo al Ministerio de Economía y lo impulsara para gerenciar el BCRA.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.