El juez de la Corte arriesgará su última carta ante el Senado