El juez Carlos Fayt salió de su casa y fue a la reunión de acuerdo extraordinario de la Corte

En medio de la embestida del Gobierno, el magistrado reapareció esta mañana y habló con la prensa en la puerta de su domicilio, en Recoleta, antes de ir a Tribunales; "Estoy bien", dijo
(0)
13 de mayo de 2015  • 12:20

El juez de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Fayt , reapareció esta mañana en la puerta de su domicilio en el barrio porteño de Recoleta. En medio de la ofensiva del Gobierno para que deje su cargo en el máximo tribunal, el magistrado se mostró en público y mantuvo un breve diálogo con la prensa. "Estoy bien; voy a Tribunales", dijo el ministro, de 97 años, antes de subirse al auto. Salió caminando y acompañado por una asistente.

Poca antes de las 10, el juez ingresó por la Alcaidía del Palacio de Tribunales, situada sobre la calle Lavalle al 1300, y se dirigió directamente al Salón de Acuerdos, acompañado por sus colaboradores. Fayt participó de la reunión de acuerdo extraordinario, que fue convocada de manera sorpresiva, en la que los jueces ratificaron la validez de la votación por la cual Ricardo Lorenzetti fue reelegido hasta 2019.

Ayer, el kirchnerismo redobló la presión contra el juez. La comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados abrió un "proceso investigativo" para determinar si Fayt está en condiciones de seguir en su cargo en la Corte. El bloque del Frente para la Victoria pidió, entre otras medidas, citar a declarar como testigos a funcionarios del tribunal, colaboradores del magistrado y periodistas que denunciaron irregularidades. La oposición denunció que la maniobra es antirreglamentaria.

Fayt no asistió ayer a la habitual reunión de acuerdo que los martes celebran los jueces supremos y alimentó las sospechas del kirchnerismo. Sin embargo, el jurista reapareció pasadas las 9 en su casa de Recoleta y envió un mensaje a la Casa Rosada. El juez de la Corte ya había hablado días atrás durante una entrevista con Radio América. En ese audio, que fue solicitado por la Comisión de Juicio Político, el ministro advirtió que iba a seguir en su cargo, más allá de los ataques de Balcarce 50. Sus palabras no conformaron al oficialismo, que insistió en analizar su estado de salud.

La embestida del Gobierno contra la Corte comenzó poco después de que Lorenzetti fuera reelegido como presidente del tribunal hasta 2019. Según denunció el periodista Horacio Verbitsky, de Página 12, Fayt no estuvo presente en la votación y firmó la acordada 11/15 en su casa, con la ayuda de un secretario de la Corte.

Días atrás, Cristina Kirchner se puso al frente de los cuestionamientos contra el magistrado y avaló la teoría de que en el tribunal existe una "minoría automática". La oposición advierte que el Ejecutivo presiona al juez para que renuncie y, de esta forma, la Corte quede paralizada.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.