El kirchnerismo se movilizó para exigir que se aplique la ley de medios