El kirchnerismo se quedó con una comisión crucial

Es la que aprueba o desecha informes de la AGN; debe tratar auditorías de la gestión de Cristina Kirchner
Laura Serra
(0)
29 de abril de 2016  

El kirchnerismo impuso ayer un cepo sobre el control de la gestión de Cristina Kirchner . No sólo ya preside la Auditoría General de la Nación (AGN), el principal organismo de control del Estado, sino que desde ayer se garantizó la jefatura de una comisión clave, la Bicameral Mixta Revisora de Cuentas del Congreso, que es la que debe aprobar o desechar los informes que realizan los auditores sobre la gestión.

El oficialismo de Cambiemos no tardó en pegar el grito. Los senadores del Frente para la Victoria hicieron caso omiso de sus protestas y, en nombre de la mayoría que ejercen en el Senado, designaron al senador José Mayans al frente de la Comisión Mixta. De esta manera, el kirchnerismo se aseguró el "control del control": Ricardo Echegaray, actual jefe de la AGN y ex titular de la AFIP, monitoreará cada informe de auditoría que se realice, mientras que Mayans, desde la Comisión Mixta, filtrará la aprobación o no de esos informes.

"Casualidad o no, justo este año se deben tratar las cuentas de inversión de la gestión de Cristina Kirchner y distintos informes que se hicieron de su administración. El kirchnerismo, en una interpretación arbitraria del reglamento, impuso su mayoría y arrebató la presidencia de la Comisión Mixta, cuando ese cargo le correspondía a la Cámara de Diputados", se quejó el jefe del interbloque Cambiemos, Mario Negri (UCR), que impugnó la decisión del Frente para la Victoria y se retiró de la comisión.

"Lo que pretende el kirchnerismo es encubrir la revisión de las cuentas de los últimos dos años de Cristina Kirchner. Quieren obstruir el control", reprochó el jefe del bloque de Pro, Nicolás Massot.

Era tal el malestar ayer en Cambiemos que algunos legisladores no descartaban acelerar la remoción de Echegaray de la AGN. El ex funcionario kirchnerista afronta diversas causas judiciales y ya fue citado a indagatoria en dos de ellas. Para algunos diputados, como Elisa Carrió (Coalición Cívica), esto es motivo suficiente para eyectar a Echegaray de la Auditoría. Sólo son necesarias las firmas de Emilio Monzó y de Gabriela Michetti, presidentes de la Cámara de Diputados y del Senado, respectivamente, en una resolución que vaya en ese sentido.

Sin embargo, en el bloque de Pro predominaba la prudencia y seguían partidarios de esperar a que la Justicia dicte el procesamiento contra Echegaray en algunas de las causas (lo que creen inminente) para echarlo "con justa causa".

"Si la Justicia procesara a Echegaray, sería nuestra obligación removerlo del cargo", garantizó Massot.

La designación del senador Mayans al frente de la Comisión Mixta se aprobó con el voto de ocho de los 12 integrantes de la comisión: los senadores Miguel Pichetto, jefe del bloque del FPV; el propio Mayans; Marcelo Fuentes, y Virginia García, del Frente para la Victoria; Juan Carlos Romero, del peronismo disidente; por la Cámara de Diputados lo avalaron Carlos Castagneto y Julio Solanas, del Frente para la Victoria, y la diputada Carla Pitiot, del Frente Renovador.

Reclamos

Negri y el diputado Luis Borsani, también de la UCR, se negaron a participar de la reunión, por considerar que le correspondía a la Cámara de Diputados la presidencia de la comisión. Reclamaron, sin éxito, que ese cargo fuera para el oficialismo, después de seis años de manejo por parte del kirchnerismo.

En rigor, el reglamento del cuerpo nada dice explícitamente sobre una presidencia rotativa de la comisión entre la Cámara baja y el Senado, pero los usos y costumbres así lo establecieron hace tiempo.

Pichetto, sin embargo, adujo que ya había acordado con el jefe provisional del Senado, Federico Pinedo (Cambiemos), que el kirchnerismo presidiría la comisión a cambio de la jefatura de otras comisiones bicamerales, como la de Inteligencia, la de Seguridad Interior, la de Servicios de Comunicación Audiovisual y la de la Defensoría del Pueblo.

Pinedo negó esta versión, aunque debió guardar violín en bolsa. "Ellos tienen la mayoría en la comisión. Nosotros no tuvimos la picardía suficiente para adelantarnos a la jugada", se lamentaban en Cambiemos.

El control, en manos de los controlados

Revisión de la gestión

La Comisión Mixta Revisora de Cuentas aprueba o rechaza los informes de gestión que hace la Auditoría General de la Nación (AGN), principal órgano de control del Estado

Mayoría kirchnerista

Por ser mayoría en el Senado, el kirchnerismo impuso al senador Mayans al frente de la comisión, pese a que según el oficialismo ese cargo le correspondía a la Cámara baja

Reacción oficialista

En Cambiemos, algunas voces pidieron acelerar la remoción de Ricardo Echegaray de la AGN, por las causas que afronta. Otros se inclinaban por esperar a que avance la Justicia

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.