El lapidario informe del CELS que inclinó la balanza

La entidad dio por válidas las denuncias contra Milani en dos casos de los años 70
(0)
23 de julio de 2013  

Después de haber dicho que no tenía registros de denuncias en su contra, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) emitió ayer un nuevo y lapidario informe que vincula al actual jefe del Ejército, César Milani, con delitos de lesa humanidad durante la última dictadura militar, el cual terminó por costarle la postergación de su ascenso hasta diciembre.

El escrito, firmado por el periodista Horacio Verbitsky, director del CELS, da por válidas las denuncias que ubican a Milani en dos casos de violaciones de los derechos humanos (Ledo y Olivera) y hasta se permite deslizar sus sospechas acerca de una supuesta protección de parte del Ejército y del Poder Ejecutivo mediante el ocultamiento de información.

Así, el CELS señaló que tras afirmar la semana pasada que no tenía antecedentes negativos de Milani decidió continuar con la investigación y logró reunir "información que vincula a Milani con hechos que se investigan en el marco de causas judiciales por crímenes de lesa humanidad".

En un párrafo por demás elocuente, se señala que esos datos fueron recabados "en expedientes judiciales y en actuaciones administrativas provinciales y nacionales, de las que el Ministerio de Defensa nunca fue informado". Se refieren así al caso de la desaparición del conscripto Alberto Agapito Ledo, acusado de desertor por el Ejército Argentino en junio de 1976.

Tras destacar que para el CELS "los sumarios de deserción fueron el modo de encubrir la desaparición de soldados", se destaca que el caso Ledo "llamativamente no aparece en el listado de conscriptos desaparecidos" elaborado por el Ministerio de Defensa en 2009.

Pero a continuación el informe pone su foco en la figura de Milani, al ubicarlo como "oficial instructor" de aquel sumario, antes de destacar que el jefe del Ejército obvió mencionar que había tenido intervención en el 2863.158959.13125606 caso cuando anteayer dio un reportaje al diario Página

|12. En esa misma edición Verbitsky había firmado una columna pidiéndole a Milani que diera un paso al costado si quería proteger a la presidenta Cristina Kirchner.

Para más datos, el CELS subió a su página web una copia del documento en el cual Milani acusa a Ledo de haber desertado del Ejército y hace un pormenorizado detalle de las pertenencias, y su costo, que el conscripto supuestamente se había llevado al abandonar el regimiento.

Para cerrar el tema Ledo, la entidad remarca que en su libro El escuadrón perdido. La verdad sobre los 129 soldados secuestrados y desaparecidos durante el gobierno militar, el ex capitán del Ejército Luis D’Andrea Mohr cita el caso entre los de otros conscriptos que los militares habían denunciado por desertores.

Por último, el CELS también menciona en su nuevo informe el caso de Ramón Olivera, quien denunció ante la justicia de La Rioja a Milani por haber participado en la detención y posterior tortura de su padre. Por otra parte, señala que Milani "estuvo presente y lo «hostilizó» (sic) durante un interrogatorio judicial en el que el testigo intentaba infructuosamente denunciar que había sido torturado en su lugar de detención ilegal", agrega el documento en alusión a la declaración de Olivera. Aquí, el CELS vuelve a plantear sospechas sobre un supuesto encubrimiento oficial para favorecer al jefe del Ejército.

Lo hace al destacar que la declaración de Olivera fue aportada por "una prestigiosa institución de derechos humanos del NOA", para señalar, acto seguido, que la entidad pudo "constatar que otra copia de esa acta obraba en poder de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación", pero que no fue adjuntada al pliego que el Poder Ejecutivo envió al Senado para su tratamiento. Ésta fue sin dudas otra señal de malestar del CELS hacia la Casa Rosada.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.