El líder de Pro dice que no cambió su postura