El mecanismo enemigo de los chilenos

El sistema de indexación se puso en práctica en 1983, cuando existía el peligro de la inflación El tipo de cambio, que era fijo, comenzó a flotar La suba de precios y la protección de las entidades financieras llevaron a la indexación El sistema bancario fue el más beneficiado
El sistema de indexación se puso en práctica en 1983, cuando existía el peligro de la inflación El tipo de cambio, que era fijo, comenzó a flotar La suba de precios y la protección de las entidades financieras llevaron a la indexación El sistema bancario fue el más beneficiado
(0)
22 de enero de 2002  

SANTIAGO.- Por años, fundamentalmente durante el régimen militar, los chilenos endeudados tuvieron un enemigo implacable: el mecanismo de pago denominado unidad de fomento (UF). Miles de asalariados sufrieron el rigor del sistema de pago basado sobre ese esquema.

Aunque existía desde hace unos treinta años, solo se puso en práctica a partir de 1983, cuando el régimen de Augusto Pinochet terminó con el dólar a un precio fijo y dispuso su flotación.

La inflación que se desató posteriormente y la protección del sistema bancario llevaron a la indexación de deudas a la UF, que se reajusta diariamente según el registro inflacionario del mes anterior.

Actualmente, no sólo las deudas se contraen en UF, sino también algunos servicios, como los alquileres.

Pero no se indexaron los salarios y hubo dramáticos casos, sobre todo de los que contrajeron deudas hipotecarias.

Marta Hinojoza, una maestra, separada y con un hijo, estuvo a punto de perder su vivienda a comienzos de la década pasada.

La actualización de los dividendos habitacionales hizo que Hinojoza llegara a tener una deuda superior al monto de financiamiento que pidió para adquirir la casa.

Y como le resultó imposible pagar la deuda, el banco acreedor estuvo a punto de rematar la vivienda, que sólo retuvo mediante el apoyo solidario de familiares y amigos.

Otros, sencillamente, perdieron sus bienes.

El sistema bancario, al cual el Estado tuvo que aportar unos 4000 millones de dólares para evitar su quiebra tras la crisis de 1983, fue el principal beneficiado con el sistema de la UF al mantener estable el valor de sus acreencias.

El valor diario de la UF lo determina el Instituto Nacional de Estadísticas, organismo estatal que, además de dar cuenta del registro inflacionario del mes anterior fija los valores del mecanismo para los próximos 30 días.

Ya no es una amenaza

Actualmente, con bajos niveles de inflación, la UF dejó de ser enemiga de los deudores.

Desde la restauración de la democracia, en 1990, los salarios de los chilenos han tenido aumentos en términos reales, mientras que durante la dictadura los aumentos fueron congelados o no tuvieron incrementos como en las actuales condiciones.

El candidato presidencial populista Francisco Javier Errázuriz hizo su campaña para las elecciones de 1989 centrando su política de comunicación en la rápida derogación de la polémica UF.

Errázuriz fue derrotado y la UF sigue vigente.

El economista Patricio Escobar, del independiente Programa de Economía del Trabajo, considera que la situación argentina no se asemeja a la que vivió Chile, donde existía una amenaza inflacionaria.

"No veo muy útil crear mecanismos indexadores, porque el temor de que haya inflación es menor en relación con otro riesgo que está corriendo la Argentina de derrumbe del sistema financiero una vez que se derogue el corralito", dijo Escobar a LA NACION.

El economista planteó que en Chile el sistema no fue el culpable de las zozobras de muchos deudores, sino las condiciones económicas que se vivían en el país.

Desindexación en marcha

El actual titular del Ministerio de Hacienda chileno, Nicolás Eyzaguirre, al igual que el gobierno, propician la desindexación de los precios.

El Banco Central ha dado algunos pasos en ese sentido, con la fijación de las tasas de interés.

El mecanismo, sin embargo, ya ha dejado de ser una amenaza para los deudores.

La inflación en la última década ha variado desde el 12,2% al 2,6% el último año. Por su parte, los salarios en Chile han tenido aumentos reales.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.