"El Mercosur es la llave del éxito de la Argentina"

Lo dijo António Martins da Cruz
(0)
25 de mayo de 2003  

António Martins da Cruz afirma sin dudar: "El refuerzo de las relaciones regionales, del Mercosur, es la llave del futuro éxito de la Argentina".

El canciller de Portugal dice haber viajado a Buenos Aires no sólo para representar a su país en la asunción del nuevo gobierno, sino para decirles al presidente y al canciller que pueden contar con Portugal, porque la Argentina "es una prioridad en la política exterior" de su país.

En la suite del hotel Alvear en la que se aloja -al igual que buena parte de los invitados extranjeros, como el príncipe Felipe de Borbón- están los principales diarios y revistas locales y algunas bolsas con zapatos de una tradicional casa porteña. "Me dijeron que son muy buenos. Compré unos para mí, y también llevo un par de regalo para mi esposa", comenta sonriente, antes de comenzar la entrevista con LA NACION, el canciller, diplomático desde hace 30 años.

Martins da Cruz habla perfecto castellano. Entre sus destinos figuran la embajada de Portugal en Madrid y ante la OTAN. Destaca la importancia de que la Argentina refuerce sus alianzas regionales al recordar la experiencia portuguesa. "En 1986 nuestro PBI era el 53% de Europa; 17 años después crecimos al 75%. Esto sólo es posible por la integración regional", dice.

"Cuando Portugal mira a América latina lo hace con prioridad en Brasil porque hablamos el mismo idioma, tenemos allí una gran comunidad portuguesa e importantes inversiones, pero nos gustaría tener alternativas en la relación política y la Argentina es la primera prioridad. Además, Brasil también nos dice que hay que reforzar las relaciones con la Argentina porque ambos están juntos en el Mercosur y el interés es común", agrega.

Casi como un slogan de campaña de un político local, comenta que "la Argentina no es un país de futuro, sino de presente", pero de inmediato agrega que es necesario que los argentinos crean en su país. Insiste en la idea de que "el futuro para los países como la Argentina pasa por la integración económica regional".

-Entonces celebrarán los lineamientos de política exterior del nuevo gobierno.

-La nueva administración tiene todas las condiciones para desarrollar y estabilizar el país, lograr la integración regional y acercar la Argentina a Europa, porque para un país como éste Europa es una alternativa a la importancia que tiene Estados Unidos en todo el continente. Por eso es muy importante reforzar el vínculo UE-Mercosur.

-¿Dificultan la integración las desigualdades entre los países?

-La integración regional sólo es posible cuando hay solidaridad entre los países. Eso se expresa teniendo las mismas posiciones en política exterior -aunque no siempre sean idénticas-. En Europa, por caso, nos dividió la cuestión de Irak, pero hay una tendencia común. Debe haber solidaridad para crear un mercado interior que sólo funcionará si no hay aduanas entre los países, es decir, la libre circulación de bienes y personas. Ese proceso llevó a Europa 35 años, hay que ir despacio. La solidaridad tiene que expresarse también en una cohesión económica y social. Sólo es posible la integración cuando los más ricos ayudan a los menos desarrollados. Los cuatro países del Mercosur y Chile, que está asociado, tienen todas las condiciones para concretar la integración, pero esto lleva algunos años y un fuerte compromiso.

-¿La importancia que Portugal da a la Argentina se verá al momento de las negociaciones UE-Mercosur por los aranceles?

-Espero que sí. La posición muy clara de Portugal es que las negociaciones tienen que ser más rápidas. Portugal entiende muy bien los problemas de la Argentina y podemos ser uno de sus voceros en Europa.

-¿Qué conoce de Kirchner?

-Sabemos lo que hizo en su provincia cuando gobernó. Es una personalidad conocida, pero lo importante no es lo que piensa el mundo del nuevo presidente, sino lo que piensan los argentinos. Creo que la tarea del presidente Kirchner no es fácil porque el mundo no lo es, pero en el plano internacional la Argentina ya empezó a recuperar su credibilidad. Lo que tiene que hacer el nuevo gobierno es reforzar esa credibilidad en el mundo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.