El nuevo gabinete peronista tendría menos ministerios

Jorge Obeid sucedería a Colombo Rodríguez Saá ya tendría definido el esquema de colaboradores Se habría decidido unificar carteras como Relaciones Exteriores y Defensa Scioli, en Turismo
(0)
23 de diciembre de 2001  

Una vez que asuma la presidencia de la Nación, luego de que la Asamblea Legislativa confirme su designación, Adolfo Rodríguez Saá anunciaría el gabinete que lo acompañaría en su gestión.

Trascendió ayer desde la intimidad del gobernador de San Luis que reduciría la cantidad de ministerios mediante la concentración de varias carteras como las de Relaciones Exteriores y Defensa. Según pudo saberse, el gabinete que acompañaría al sucesor de Fernando de la Rúa estaría integrado por:

  • Jorge Obeid (jefe de Gabinete): diputado nacional con mandato hasta 2003, supo ser un hombre cercano al gobernador de Santa Fe, Carlos Reutemann. De 55 años, ingeniero químico graduado en la Universidad del Litoral, entre 1991 y 1995 fue intendente de Santa Fe; y ese año prefirió no asumir el cargo de diputado nacional para poder hacerse cargo del gobierno de su provincia.
  • En 1999, Obeid criticó la posibilidad de la segunda reelección de Carlos Menem. Para él, Menem representaba una etapa acabada. Su relación con Reutemann tuvo altibajos. Cuando ya había sido electo, Reutemann dijo que Santa Fe era "una bomba a punto de estallar". Obeid se enojó. Pero actualmente, para Obeid, Reutemann "es el mejor candidato del país para presidente".

  • Rodolfo Gabrielli (Interior): fue gobernador de Mendoza por el PJ desde 1991 hasta 1995. Venció al radical Víctor Fayad, que era intendente de la capital mendocina y su principal oponente. Gabrielli había sido ministro de Economía en la gestión de José Octavio Bordón y, para muchos, por ese entonces, su "delfín" político. Le ganó a la línea de José Luis Manzano en la elección interna del PJ en diciembre de 1990.
  • Gabrielli recibió severos cuestionamientos por su gestión como gobernador, principalmente del Partido Demócrata -más concretamente del diputado nacional Gustavo Gutiérrez-. Fue denunciado por diversas irregularidades.

  • Rodolfo Frigeri (secretario de Hacienda): licenciado en Economía Política en la UBA, es un duhaldista puro, con amplia experiencia en la administración pública. Fue ministro de Hacienda de Mendoza (1975); subsecretario nacional de Obras Públicas (1975); ministro de Economía bonaerense (1987), desde donde defendió la intervención del Estado en la economía; secretario de Hacienda nacional (1989) y presidente del Banco Provincia de Buenos Aires (1991). En 1997 fue elegido diputado nacional por el PJ.
  • Oraldo Britos (ministro de Trabajo): es hasta ahora el legislador de mayor antigüedad en el Congreso, debido a que fue senador por San Luis desde 1973 hasta el golpe militar desde 1976, y, desde 1983 con la recuperación de la democracia no abandonó el Parlamento.
  • De 68 años, este gremialista ferroviario fue titular en distintas ocasiones de las comisiones de Legislación del Trabajo y de Previsión Social de ambas cámaras legislativas y autor, en 1988, del proyecto de ley de asociaciones sindicales (23.551). También se inclinó en favor del tradicional modelo gremial afianzando la vigencia de una sola central obrera. Pero, ahora, la CGT oficial hubiese preferido a un hombre de sus filas: el diputado y titular del gremio municipal bonaerense, Alfredo Atanasof.

    En 1983 llegó a ser el padrino político (como presidente del PJ puntano) de Rodríguez Saá en la carrera por la gobernación de San Luis y se benefició con la senaduría nacional. Después llegaron las diferencias y hasta se enfrentaron en los comicios a gobernador de 1987, en los que venció Rodríguez Saá. Y aunque tuvo con éste una relación cordial con Carlos Menem, siempre criticó "el neoliberalismo que influía en el peronismo" y fue enemigo de Domingo Cavallo.

  • Alberto Zuppi (ministro de Justicia): abogado especializado en cuestiones de derechos humanos. Su relación con Adolfo Rodríguez Saá es indirecta, pues fue asesor en el Senado de Alberto Rodríguez Saá, hermano del futuro mandatario.
  • También actuó como abogado de Italia en el pedido de extradición del jerarca nazi Eric Priebke y como patrocinante de Alemania en el proceso de extradición del ex general Guillermo Suárez Mason. En estos casos bregó en favor de la extradición de los ex represores, posición diametralmente opuesta a la que siempre sostuvo el gobierno nacional, defensor del principio de territorialidad.

  • José María Vernet (ministro de Relaciones Exteriores y Defensa): contador, fue elegido gobernador de Santa Fe en 1983, merced al impulso que le dio el entonces poderoso gremio de los metalúrgicos (UOM) de Rosario. Cumplido su mandato, ocupó el cargo de ministro de la Producción del gobierno que Antonio Cafiero ejerció en Buenos Aires.
  • Daniel Scioli (ministro de Turismo): porteño, fue corredor de off shore entre 1986 y 1997. Tiene una estrecha relación de amistad con el ex presidente Carlos Menem.
  • En octubre de 1997, y después de que el propio Menem lo convenciera de incursionar en la política, fue electo diputado nacional por la Capital. En la Cámara baja integró la comisión investigadora de lavado de dinero y la de Deportes. Durante las últimas elecciones, fue candidato a senador nacional por el Frente Unión por Buenos Aires, una alianza entre el cavallismo porteño y el PJ, durante las últimas elecciones legislativas.

  • Juan José Alvarez (secretario de Seguridad): durante la gestión de Eduardo Duhalde en el gobierno bonaerense, cuando León Arslanian estaba a cargo de la cartera de Seguridad, se desempeñó como secretario de Relaciones con la Comunidad. Hasta el 26 de octubre último se desempeñó como intendente de Hurlingham. Llegó a la intendencia de Hurlingham después de ganar las elecciones abiertas del Partido Justicialista con el 50 por ciento de los votos, en mayo de 1999, y de obtener el 57 por ciento de los sufragios en las elecciones generales de octubre del mismo año. Nació en Hurlingham el 25 de mayo de 1955.
  • En 1984, inició su carrera política como asesor ad honorem del bloque de diputados nacionales del PJ. Entre 1989 y 1995 cumplió varias entre las que figuran: superintendente nacional de Fronteras, interventor de la Dirección de Ayuda Social (la obra social del Congreso) y subsecretario de la Función Pública de la Presidencia de la Nación, entre otras.

    Fue el director más joven del Banco Provincia (1991-1993). En sus 57 días de gestión tuvo que enfrentar denuncias por corrupción en distintas comisarías del conurbano y decidir el pase a disponibilidad de varios efectivos.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.