El oficialismo apura la sanción del per saltum y suma presión a la Corte

El Senado aprobó el proyecto, que hoy empezarán a tratar los diputados; en el debate, el kirchnerismo argumentó que el caso Clarín reviste "gravedad institucional", algo rechazado por los opositores
Gustavo Ybarra
(0)
1 de noviembre de 2012  

Como si fuera un fantasma de aparición recurrente, las críticas de la oposición a la ley de medios volvieron a instalarse ayer en el recinto del Senado a más de tres años de su sanción definitiva. Fue durante el debate de la reglamentación del per saltum, proyecto que el kirchnerismo y sus aliados aprobaron por amplia mayoría.

El instituto del per saltum es un mecanismo jurídico por el cual la Corte Suprema puede avocarse a una causa judicial salteándose las instancias inferiores. El Poder Ejecutivo pretende utilizarlo para acelerar los tiempos en la batalla legal que mantiene con el Grupo Clarín por la constitucionalidad de dos artículos de la ley de medios.

La iniciativa fue aprobada por 43 votos a favor y 26 en contra, y comenzará a discutirse hoy mismo, a partir de las 14, en la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, que preside la ultrakirchnerista Diana Conti.

La intención del oficialismo es tener sancionada la ley cuanto antes para que el Poder Ejecutivo pueda apelar a la Corte para que se avoque y resuelva una medida cautelar del Grupo Clarín, que mantiene suspendidos los efectos de los artículos que obligan a las empresas a desprenderse en el plazo perentorio de un año de las licencias que exceden los límites de la norma.

"Aprobar esta ley sería de gravedad institucional, porque estaríamos convalidando una embestida feroz contra el Poder Judicial", denunció María Eugenia Estenssoro (Coalición Cívica). "Esto forma parte de las acciones de gobierno que se inscriben en la recordada frase «vamos por todo», que significa no reconocer ley alguna", se sumó la catamarqueña Blanca Monllau (UCR-Frente Cívico).

El kirchnerismo defendió la iniciativa desde el punto de vista legal. "La propia Corte ha solicitado más de una vez que este instrumento sea legislado", aseguró Marcelo Fuentes (Neuquén). "No avanzamos de ninguna manera sobre los atributos que le corresponden a la Corte Suprema, porque decimos que es ella la que decide si procede el recurso", agregó.

Pero el oficialismo tampoco negó la vinculación del proyecto con la disputa del Poder Ejecutivo con Clarín. "No eludimos el tema de la ley de medios", aseguró Miguel Pichetto (Río Negro), jefe de la bancada, quien insistió en destacar que el recurso del per saltum "procede para este caso porque está comprendido en situación de gravedad institucional" que el proyecto establece como requisito.

Según Pichetto, esa condición se da porque la demora en la aplicación de esos artículos de la ley de medios configura "un caso de violación de derechos que afecta al conjunto de la ciudadanía". Respondió así a la retahíla de cuestionamientos y acusaciones lanzadas desde las bancas opositoras, que fueron desde presiones al Poder Judicial hasta el intento del Poder Ejecutivo de acallar las voces críticas.

"No veo ningún conflicto entre la ley y un grupo, sí veo un conflicto entre un grupo económico y el Gobierno", aseguró Liliana Negre (PJ-San Luis), tras lo cual le preguntó al oficialismo si está "preocupado por 2013 y entonces quiere acallar a los medios disidentes". "La verdadera ley de medios en la Argentina es la entrega de publicidad oficial", aportó Estenssoro.

En la misma línea se expresó Luis Juez (Frente Cívico), quien criticó al gobierno de Cristina Kirchner al afirmar que "es una locura gobernar pensando qué dirán los periodistas". Y agregó: "No se puede hacer una ley por un caso".

Por último, Sonia Escudero (PJ-Salta) negó que el caso Clarín revista gravedad institucional para que intervenga la Corte: "La única gravedad institucional que existe es el riesgo que corre la libertad de expresión en la Argentina".

Apoyo para el presupuesto

El Senado discutía al cierre de esta edición el proyecto de presupuesto nacional 2013, el cual la mayoría oficialista se aprestaba a convertir en ley esta madrugada con el voto de sus aliados. Tras aprobarse la reglamentación del per saltum, Aníbal Fernández (FPV) inició el debate con una enfática defensa de las previsiones económicas realizadas por el Poder Ejecutivo. La radical Laura Montero anticipó el voto negativo de su bancada. También sumaron su rechazo a la iniciativa los interbloques del peronismo disidente y del Frente Amplio Progresista (FAP).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.