Suscriptor digital

El pacto con Duhalde se debate en la Justicia

(0)
31 de marzo de 2000  

LA PLATA.- El ex diputado del Modín Guillermo Fernández Gill y el custodio ex carapintada Carlos "El Indio" Castillo deberán presentarse a declarar hoy ante la Justicia de esta capital, en un juicio por una supuesta coima que involucraría al ex gobernador Eduardo Duhalde y al actual ministro de Seguridad, Aldo Rico.

El ex senador provincial Héctor Bertoncello (UCR)también fue convocado por el doctor Emir Caputo Tártara, titular del Juzgado Criminal y Correccional Nº 13, que tiene a su cargo la causa.

Fernández Gill y Castillo -este último protagonista de la disputa que generó una foto distribuida por Rico que, en forma errónea, lo vinculó con el presidente Fernando de la Rúa- fueron citados para aportar datos sobre una presunta coima de 12.000.000 de pesos que habría sido pagada durante la convención constituyente de 1994 para que los convencionales que obedecían a Rico (Modín) apoyaran la reforma duhaldista.

En esos días, el ministro de Seguridad había habilitado, con el voto de su partido (Modín) , el plebiscito que habilitó la reelección del entonces gobernador Duhalde.

Fernández Gill y Castillo deberán prestar declaración testimonial en este proceso, abierto hace cuatro años por pedido del mismo Duhalde, como reacción ante la salida del libro El otro , de Hernán López Echagüe, donde se ventilan pormenores de la supuesta compra de votos.

La causa fue reactivada la semana última, tras declaraciones públicas de Castillo sobre la presunta coima.

El ex senador radical Héctor Bertoncello, que se había presentado ante el juez para pedir intervención como particular damnificado, dijo a La Nación que "Fernández Gill apareció en una grabación de video, difundido en un programa de televisión, donde se detalló la operatoria".

Consultado el ex diputado nacional, negó haber sido testigo de la supuesta transacción y no quiso adelantar el contenido de la declaración que brindará hoy ante el juez Caputo Tártara.

Según un ex constituyente del Modín, el vínculo entre Fernández Gill y Rico se fortaleció en la década del 80, cuando el ex diputado nacional "trasladó en el baúl de su auto al militar y lo liberó del encierro domiciliario, que se le había impuesto tras el alzamiento de Campo de Mayo", en 1987.

La presentación de Castillo no estaba confirmada ayer en los tribunales de esta capital, ya que el ex custodio permanecía anoche prestando declaración en los tribunales federales de Comodoro Py, en relación con la causa AMIA (de lo que se informa en la sección Información General).

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?