Política económica / Opinión. El periplo del canciller