El peronismo escenificó la transición de Cristina a Scioli

La candidatura del gobernador bonaerense fue respaldada por 13 gobernadores en Parque Norte; habló del futuro y criticó a Macri; estuvo Boudou y se ausentó La Cámpora
Santiago Dapelo
(0)
25 de julio de 2015  

"Por ahora le estamos viendo cosas parecidas... pero cuando gane será la reencarnación de Perón." El gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey, sonríe con picardía. Sabe que su declaración es una demostración de peronismo explícito, y sirve para explicar lo que ayer se vivió en el acto en el que participaron trece gobernadores para respaldar la candidatura de Daniel Scioli.

Fue el principio del traspaso de mando en el peronismo. De Cristina Kirchner a Scioli. Es que el Partido Justicialista eligió al gobernador bonaerense para que los "lidere hacia la victoria". El desafío para convertirse en el nuevo Perón, como contextualizó Urtubey, conlleva un solo objetivo: ganar las elecciones y retener el poder.

"Esto me da una motivación especial. Ahora vamos por lo que falta", dijo el gobernador bonaerense a LA NACION en uno de los salones de Parque Norte donde se realizó una jornada de debate organizada por el instituto de formación de dirigentes Gestar, a cargo del gobernador de San Juan, José Luis Gioja.

Apenas ingresó a la sala donde lo aguardaban gobernadores y funcionarios, lo recibieron con un abrazo tres pesos pesados del sindicalismo: el secretario general de la CGT oficialista, Antonio Caló; Andrés Rodríguez, de UPCN, y Armando Cavalieri, titular del Sindicato de Empleados de Comercio.

Video

La sorpresa de la tarde la dio el vicepresidente de la Nación, Amado Boudou -más flaco y con un color que no se condice con el frío invierno porteño-, que volvió a un acto partidario después de mucho tiempo. Pero también fue llamativa la ausencia de representantes de La Cámpora, agrupación que lidera el hijo de la Presidenta.

En un encendido discurso, en el que adelantó algunas medidas que tomará en el caso de ser elegido presidente -la creación del Ministerio de Ciudades y Territorio y el compromiso de construir 120.000 viviendas por año-, Scioli aprovechó la oportunidad para criticar con dureza a uno de sus rivales, el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri.

"Hablan de cambio, pero los que terminaron cambiando fueron ellos", sostuvo Scioli, en referencia al giro discursivo que realizó el líder de Pro el último domingo tras retener el control de la ciudad por tercer mandato consecutivo.

Como sucede en cada presentación, Scioli resaltó el trabajo de Néstor y Cristina Kirchner, y anunció que la etapa que "viene es aún mejor" para la Argentina. Y agregó: "Vamos a avanzar sobre los logros".

Su compañero de fórmula, Carlos Zannini, también fustigó a Macri. "Algunos abandonan sus convicciones para ver si llegan a la Casa Rosada", sostuvo el secretario legal y técnico. Pero, además, el hombre de máxima confianza de Cristina Kirchner destacó el acto de ayer como "una muestra de la unidad en la diversidad" y convocó al peronismo a "continuar el trabajo" que según dijo se "viene haciendo bien".

Scioli y Zannini, su compañero de fórmula presidencial
Scioli y Zannini, su compañero de fórmula presidencial Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo

No faltó ningún detalle de la liturgia justicialista. Se cantaron todos los hits: la marcha peronista; "vengo bancando este proyecto"; "somos de la glorioso juventud peronista", y el "se siente, se siente, Scioli presidente", sonaron con fuerza más de una oportunidad.

Además de Urtubey y Gioja, dieron el presente Eduardo Fellner (Jujuy); Jorge Capitanich (Chaco); Sergio Urribarri (Entre Ríos); Luis Beder Herrera (La Rioja); Maurice Closs (Misiones), José Alperovich (Tucumán); Lucía Corpacci (Catamarca); Oscar Jorge (La Pampa); Martín Buzzi (Chubut); Gildo Insfrán (Formosa), y Francisco Pérez (Mendoza).

"Éste es un encuentro del peronismo pensando en el futuro. Vamos a trabajar todos mucho para que Scioli sea el próximo presidente", manifestó Diego Bossio, uno de los nombres que podría acompañar a Scioli en un eventual gabinete. El titular de la Anses, que también es director general de Gestar, fue de los pocos dirigentes elogiados en el discurso del gobernador bonaerense.

Como sucede desde hace tres semanas, Scioli continuó con su estrategia de hablarle al votante independiente. "Habló sobre lo que se hizo, pero sobre todo de lo que viene y cómo lo va a hacer; buscamos el voto independiente, de centro y clase media", destacaron fuentes cercanas al gobernador.

"El futuro es una país desendeudado con crédito, con acueductos, con ferrocarriles, con puentes. Llevemos adelante este proyecto político, para que cada argentino tenga tierra, techo y trabajo", dijo Scioli, que utilizó las palabras del Papa.

En el sciolismo celebraban anoche lo que fue una semana que definieron como "perfecta". Incluyeron en el listado la visita a Cuba, en la que se reunió con el presidente Raúl Castro, y el respaldo de los gobernadores en Parque Norte.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?