El peronismo territorial busca postularse como la renovación

Gobernadores e intendentes se exhibieron juntos, lejos del kirchnerismo y de la conducción partidaria; inauguraron un discurso duro hacia el Gobierno
Lucrecia Bullrich
(0)
1 de septiembre de 2016  

Pichetto, Bordet y Zabaleta en primer plano, alrededor de la mesa que agrupó a los referentes peronistas
Pichetto, Bordet y Zabaleta en primer plano, alrededor de la mesa que agrupó a los referentes peronistas Crédito: Daniel Jayo

Los gobernadores e intendentes que pretenden encarnar la renovación del peronismo tuvieron ayer su foto de bautismo. La armaron después de una reunión a puertas cerradas y una conferencia de prensa en la que criticaron con fuerza al gobierno de Mauricio Macri, se presentaron como "garantes de la gobernabilidad" y dejaron clara su vocación de "construir una alternativa de poder" para volver a ser gobierno, tanto en la provincia de Buenos Aires como en la Nación. Todo, bien lejos del kirchnerismo.

La cita en la casa de la provincia de Chaco fue organizada por los gobernadores que encabezan el reordenamiento del PJ. Además del anfitrión, Domingo Peppo, estuvieron Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergio Casas (La Rioja), Rosana Bertone (Tierra del Fuego) y el pampeano Carlos Verna, que, pese a no ser novel en la administración de su provincia, está enfrentado con Cristina Kirchner desde hace años y es uno de los que hace más tiempo empujan la ruptura con el kirchnerismo.

Por los intendentes, estuvieron buena parte de los referentes del Grupo Esmeralda: Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Gabriel Katopodis (San Martín), Juan Zabaleta (Hurlingham), Fernando Gray (Esteban Echeverría) y Eduardo "Bali" Bucca (Bolívar).

Los grandes ausentes fueron José Luis Gioja y Daniel Scioli, presidente y vice del PJ, respectivamente. Aunque los presentes se empeñaron en repetir que la de ayer fue una reunión "sólo entre gobernadores e intendentes", por fuera de la estructura formal del partido, todos admitían por lo bajo que tomar distancia del sanjuanino y el bonaerense forma parte de la renovación que tienen en mente. Tal vez para prevenir asperezas, Miguel Pichetto se reunió con Gioja antes de llegar a la Casa de Chaco.

Como es habitual en este tipo de encuentros, lo que se dijo en la conferencia de prensa fue una versión "suavizada" de lo que durante poco más de una hora se discutió en el subsuelo, alrededor de una mesa grande decorada con tres grandes arreglos florales, varios platos con sándwiches de miga y sin cámaras ni periodistas cerca.

"Hablamos de cómo mejorar la situación de la gente, de cómo mantener el empleo, de cómo volvemos a generar crecimiento con inclusión", abrió Peppo.

Fue la primera de varias alusiones a "la gente" y sus necesidades, que, por primera vez de manera frontal, gobernadores e intendentes utilizaron para criticar abiertamente al Gobierno.

Lo siguió Katopodis, que cuestionó "el ajuste, el tarifazo y el desempleo creciente" y advirtió que en el conurbano bonaerense "las necesidades se agravaron en los últimos meses".

Lo siguió Bertone, que coincidió con la importancia de "frenar la pérdida de puestos de trabajo" uno de los temas que preocupan (y congregan) al peronismo en el corto plazo: el presupuesto del año que viene, que el Poder Ejecutivo debe presentar en el Congreso en los próximos días. Dos sillas a su derecha, Pichetto -que anteayer se reunió con Massa para discutir el tema- asentía satisfecho.

Insaurralde fue de los más directos con los cuestionamientos al Gobierno. "Tenemos claro que éste no es el rumbo, que en el cuadro de Excel de [el ministro de Energía, Juan José] Aranguren quedan afuera los jóvenes de nuestros barrios y los trabajadores con salarios que no alcanzan a la inflación", advirtió. Y completó: "No vamos a ser la pata peronista de este gobierno del tarifazo y el ajuste".

El giro hacia un discurso más duro con la Casa Rosada está pensado. Los peronistas "renovadores" se convencieron de que insistir con las críticas, más o menos directas, al kirchnerismo ya no rinde. Además, los expone en su pasado reciente de apoyo a ese espacio.

La frase que uno de los presentes en el sótano eligió para describir el encuentro grafica ese diagnóstico. "Lo que se terminó se terminó", sentenció la fuente ante LA NACION.

En público, gobernadores e intendentes aprovecharon para formalizar la convocatoria al acto con el que el martes próximo recordarán la fundación de la renovación del PJ, con Antonio Cafiero a la cabeza, el 6 de septiembre de 1985.

Mientras preparan un encuentro nacional para la semana de octubre, los renovadores ya tienen en agenda una nueva reunión, esta vez con diputados y senadores para acordar una postura y unificar el discurso de cara al debate del presupuesto. Será a mediados de septiembre.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.