El peronista Puerta será dos días presidente

Será el jueves y el viernes próximos
(0)
17 de diciembre de 2001  

El presidente Fernando de la Rúa delegará esta semana el mando en las manos del flamante titular del Senado, el peronista Ramón Puerta.

Será entre el jueves y el viernes, cuando el jefe del Estado abandone el país para participar, en Uruguay, de la Cumbre de Presidentes del Mercosur.

Luego de afirmar que el PJ "rompió con una legitimidad política" -en palabras del jefe de Gabinete, Chrystian Colombo- al nombrar a una figura de la oposición al frente de la Cámara alta, el Gobierno se apresta ahora a pasar su primera prueba de fuego con un virtual vicepresidente peronista.

Ningún detalle quedará librado al azar: durante su encuentro con Puerta en la Casa Rosada, hace diez días, el Presidente se encargó de definir con el senador misionero cada detalle de la transmisión de la banda presidencial, para evitar malos tragos para el Gobierno.

Puerta se mostró muy colaborador, según testigos de la reunión por el lado del Gobierno, y dispuesto a mantener el bajo perfil.

Así pareció confirmarlo el propio legislador, cuando afirmó, al término de la reunión, que "la Argentina no tiene vicepresidente".

También prometió que no firmará ningún decreto en ausencia del Presidente y, al menos por ahora, que no tiene previsto trasladarse a la Casa de Gobierno. Desde la renuncia de Carlos Alvarez, en octubre de 2000, los despachos del ex vicepresidente apenas han sido habitados. Apenas el ex presidente provisional del Senado, el radical Mario Losada, solía pasar por allí cuando reemplazaba a De la Rúa.

Las promesas de Puerta se pondrán a prueba el jueves próximo, por la tarde, cuando el avión presidencial levante vuelo hacia Montevideo.

Como el jefe del Estado deberá permanecer fuera del país durante más de 24 horas, la legislación establece que el vicepresidente reciba la banda presidencial durante su ausencia.

De la Rúa estuvo a punto de cancelar su participación en la Cumbre, precisamente porque no quería dejar vacante el Sillón de Rivadavia en plena crisis, y con un reemplazante peronista. Ese mismo argumento fue el que lo empujó a anunciar la suspensión de los viajes protocolares a Chile, Colombia y Ecuador, previstos para fines de este año.

Finalmente primó la opinión del canciller Adalberto Rodríguez Giavarini, que lo convenció de que la cuestión era demasiado importante como para dejarla en manos de alguno de sus representantes: durante esta edición de la Cumbre, Uruguay entregará a la Argentina la presidencia pro témpore del Mercosur.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.